martes, agosto 9, 2022
OFERTA Y DEMANDA

El inicio del 2022 ofrece para la economía global los mismos retos del inicio de la pandemia por COVID-19 y si los gobiernos alrededor del mundo no usan las medidas adecuadas para solucionarlos, ello podría suponer el alargamiento del tiempo para regresar a la normalidad pasando por el posible empeoramiento de la situación actual.

Por Claudio Jaime

Uno de los conceptos básicos que a nivel doméstico le resultará conveniente comprender para el inicio de este 2022 es la Oferta y la Demanda, ¿en qué consiste?

Por un lado, le revela el porqué del precio de un bien o servicio independientemente de los costos de su fabricación, ya que la relación que existe entre los productores y los consumidores es la que finalmente determina el costo final del producto y este varía de acuerdo con como esa relación experimenta variaciones.

Este modelo implica que en un mercado libre y de competencia, el precio depende de que tan solicitado sea por quienes lo compran y la cantidad calculada por los productores para ofrecerlo, lo cual causa un balance donde los consumidores están dispuestos a comprar los bienes al precio que ese equilibrio produjo.

Conocer este concepto le será de ayuda ya que, derivado de la desaceleración económica generada por la pandemia por COVID-19 se han causado por lo menos tres fenómenos económicos que repercuten directamente en su estabilidad económica y en su tranquilidad cotidiana y usted puede contribuir a ser un factor de estabilidad.

COLAPSO DE LA CADENA DE SUMINISTROS

Este fenómeno se generó a partir del confinamiento obligado durante el 2020, el cual causó que los consumidores en oleadas vaciaran los anaqueles de las tiendas departamentales de diferentes niveles y las fábricas que los elaboraban disminuyeran su ritmo de trabajo o de plano cerraran temporalmente (en el mejor de los casos) sus puertas y una vez que el confinamiento fue paulatinamente liberado, las industria y la cadena de suministros no puede acelerarse para surtir la cantidad de productos que la gente quiere comprar.

INFLACIÓN

Debido a que la oferta es menor que la demanda esto provoca que los precios aumenten de forma generalizada y desafortunadamente esta situación no es previsible que mejore en el corto plazo.

ESCASEZ

Esto sucede cuando la venta de un producto sobrepasa sus inventarios, en las economías de marcado los flujos de productos se mueven con libertad lo que repercute positiva como negativamente tanto en los consumidores como en los productores.

El principal desequilibrio que ha sufrido la economía global desde la aparición de la Pandemia es, en su momento, la imposibilidad tanto de producir como de consumir.

Un ejemplo de ello lo puede usted observar cuando va a la tienda o al supermercado y no encuentra los productos que está buscando o los halla de menor calidad e inclusive a mayor precio que antes (papel de baño).

Y como otra amenaza a la estabilidad del 2022 tal como lo comenté antes La peligrosidad de la variante Ómicron del COVID-19.

Esta nueva variante que ha sido advertida con insistencia por instancias científicas competentes tales como la Organización Mundial de la Salud que ofrece gratuitamente sus recomendaciones, señala que Ómicron se caracteriza por su capacidad de dispersión más rápida que sus antecesores, así como de afectar tanto a personas vacunadas como las no vacunadas.

Informarse oportunamente por una fuente confiable como la Organización Mundial de la Salud podría significar para usted y su familia la diferencia entre la vida o la muerte.

Si el resultado de la cantidad de fallecimientos por Ómicron obliga a los gobiernos a repetir las medidas de confinamiento que sucedieron a principios del 2020, las posibilidades de estabilizar la economía global estarán aún más lejos.

Una forma de contribuir para evitar que los precios en general suban menos o inclusive bajen es moderando el consumo, comprando lo estrictamente necesario.

Si usted recuerda uno de los temas que frecuentemente provocan reacciones en la economía doméstica es el alza del precio de los combustibles, sus precios fluctúan en un esquema de libre mercado y si puso atención durante el primer semestre del 2020, época que el confinamiento obligo a una cantidad significativa de automovilistas y transporte de carga a detenerse, los precios de los combustibles disminuyeron, bajo la ley de la oferta y la demanda, ninguna persona los hizo reducir.

LA DEMANDA BAJÓ, EL PRECIO TAMBIÉN LO HIZO

En estos tiempos más que nunca es importante que evite comprar cualquier tipo de producto que no le sea necesario o que a final de cuentas le sobre y acabe desechándolo, cuide que no le sobre nada.

Ahorre la mayor cantidad de dinero que le sea posible y explore entre los productos bancarios que le ofrecen mayores tasas de interés por su dinero.

Evite contraer deudas que no le conseguirán una ganancia en el corto o mediano plazo y/o bien que no esté seguro de poder pagar y que los intereses que ella le generen acaben por afectar su economía.

En cuanto a la compra o renovación de equipos tecnológicos el colapso de la cadena de suministros (escasez de microchips) también afecto significativamente a este sector por lo que alargar al máximo la vida útil de sus aparatos antes de renovarlos, por el momento, puede ser una buena idea.

Gracias a todos mis lectores por acompañarme durante un año más, un feliz y cauto 2022 les deseo y por supuesto. No compre lo que no necesita y no gaste más de lo que gana.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: