sábado, mayo 28, 2022
OPCIÓN DE MERCADO, AUTO USADO

Una de las afectaciones en el consumo de artículos nuevos que provocó la pandemia se encuentra presente aún en el sector automotriz, por lo que quienes requieren de renovar sus vehículos podrán considerar como opción el peligroso mercado de los autos usados.

Por Claudio Jaime Batlle

En cuanto a las explicaciones de por qué la pandemia por COVID-19 es responsable de que al acudir a la agencia de su preferencia para explorar la posibilidad de comprar un vehículo nuevo le informen, en caso de que usted pregunte, que su vehículo nuevo ya con contrato firmado y pagado tardara “más o menos” cuatro meses en llegar a la agencia y eso del “más o menos” es un decir, porque podría ser más, mucho más, tiene una razón de fondo.

La principal causa se debe a que la producción de diversos componentes esenciales para la fabricación de vehículos se vio detenida y/o desacelerada en cuando menos un año, esto principalmente durante el 2020 y 2021 esto se le conoce como crisis de suministros, la etapa donde los consumidores ahora pueden acudir a los puntos de venta en busca de los productos que prefieren pero no le es posible comprarlos en las mismas condiciones de antes debido a que su producción se desacelero o se detuvo, y si este producto a su vez está compuesto por cientos de partes más el problema de cuando tenerlo listo para la venta se agrava, con las respectivas consecuencias en el mercado ya que al aumentar la demanda sobre su oferta, esto induce el aumento de precio.

Por lo que estimar el renovar o comprar un vehículo usado se convierte una opción, valorando de antemano si este es el momento o está cometiendo un error en la administración de sus recursos, por lo que debería considerar no comprar un auto con precio o mantenimiento por encima de lo que gana. sin embargo y como cite al principio, el mercado de autos usados en México es un peligroso campo en el que moverse con mucho cuidado protegerá su dinero y su seguridad.

En caso de que usted prefiera acudir a un anuncio en internet, tianguis o propietario particular.

Deberá de considerar que dejar su dinero en manos de alguien al que nunca volverá a ver o que no podrá hacer ningún tipo de reclamación representa un riesgo suicida para su economía. Por lo que le interesará saber que el robo de vehículos en México es uno de los delitos que nutre al mercado ilegal de las autopartes de segunda mano, así como la venta de estos tanto en México como en el extranjero con documentos falsos, por lo que una de las principales preocupaciones de un potencial comprador de vehículo usado es su estatus legal.

De enero a marzo del 2022, tan solo en el Estado de México, fueron denunciados los robos de 3 mil 769 vehículos con violencia y 2 mil 770 sin violencia, haciendo un total de 6 mil 539 vehículos robados de acuerdo con los datos proporcionados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública .

Si usted continua con la idea de probar suerte con esta modalidad, existen recursos que le podrán ayudar a comprobar la legalidad del vehículo que usted considera comprar y uno de ellos es el Registro Público Vehicular REPUVE  para ello deberá ingresar los datos del vehículo en cuestión para obtener un informe y/o también podrá acudir a la línea telefónica 800 REPUVE 1 (800-737-883-1) para confirmar por dos vías su situación.

Por otro lado, y no menos importante se encuentra el estado mecánico del vehículo, guiarse solamente por la apariencia y los “buenos presentimientos” es igual de arriesgado, ya que podrá estar pagando mucho más por el valor real de un vehículo que está a punto de ser incosteable tenerlo, no importa lo que el actual propietario del vehículo le diga para convencerlo de comprar, ningún vendedor le hablará mal del producto que le ofrece, la responsabilidad de la decisión es suya, no de él.

Para ello asesorarse de un profesional mecánico automotriz le resultará mucho más económico para asegurarse de que el valor del vehículo corresponde al precio y ello le ayudará a decidir si realiza la compra o no.

La opción menos peligrosa

Recientemente las principales marcas automotrices que comercializan vehículos nuevos en México se han vuelto al mercado de los usados bajo esquemas donde a los potenciales clientes les ofrecen realizar una valoración de sus actuales vehículos y tomárselos a cuenta de uno nuevo, en este caso la marca realiza las verificaciones legales y mecánicas correspondientes para reingresarlo al mercado con el aval de su empresa.

Esta modalidad le ofrece a usted la seguridad de adquirir un auto usado con la posibilidad de realizar la denuncia correspondiente ante la Profeco en caso de que el proveedor establecido no cumpla con lo que ofreció, por un lado y por otro, la marca le podrá ofertar en algunos casos planes de financiamiento, que tendrá que analizar con cuidado y asesorarse antes de firmar, también con la misma instancia.   

Y no lo olvide, no compre lo que no necesita y no gaste más de lo que gana.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: