miércoles, agosto 10, 2022
PELIGRO ECONÓMICO PARA MÉXICO

Diversos escenarios desfavorables para la economía doméstica se han venido presentando a nivel global desde del inicio de la Pandemia por Covid 19. Sin embargo y sumada a ella, los que ocurren en México podrían representar la aparición de un fenómeno de recesión afectando directamente en la capacidad de adquirir bienes y servicios para los consumidores.

Por Claudio Jaime Batlle

  • Alerta de un posible periodo de crisis económica

El aumento de la tasa de interés interbancaria a un día, anunciada el pasado jueves 23 de junio por el Banco de México y que consistió en un incremento de 75 puntos base pasando a 7.75 por ciento, represento una medida que no se había experimentado en la economía mexicana desde hace 25 años.

Este tipo de acciones las toman los bancos centrales durante periodos de presiones inflacionarias con el objeto de desincentivar el gasto de los consumidores, así como fomentar el ahorro ya que por ello los intereses de quienes mantienen su dinero en el banco, les reditúan mayores rendimientos.

Sin embargo, esto no puede ser sostenido durante mucho tiempo ya que genera daño colaterales a la economía afectando la capacidad de invertir del sector empresarial, así como el encarecimiento de los préstamos al consumo, tales como hipotecas y tarjetas de crédito entre otros productos bancarios, provocando estancamiento de la economía en general.

El día de la publicación de dicha medida, Banxico refirió en su comunicado que los indicadores disponibles sugieren que la actividad económica mundial se desaceleró durante el segundo trimestre. La inflación global siguió aumentando, alcanzando en algunos casos su mayor nivel en décadas, presionada por la persistencia de los cuellos de botella, la recuperación de la demanda y los elevados precios de alimentos y energéticos.

En su decisión más reciente, la Reserva Federal de Estados Unidos aumentó el rango objetivo para la tasa de fondos federales en 75 puntos base y anticipó futuros incrementos. A su vez, otros bancos centrales continuaron incrementando sus tasas de referencia. Entre los riesgos globales destacan los asociados a la pandemia, la prolongación de las presiones inflacionarias, el agravamiento de las tensiones geopolíticas y mayores ajustes a las condiciones económicas, monetarias y financieras.

  • Índice nacional de precios al consumidor, primera quincena de junio 2022

Durante este periodo el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) creció 0.49 % respecto a la quincena anterior. Con este resultado, la inflación general anual se ubicó en 7.88 por ciento. En la misma quincena de 2021, la inflación quincenal fue de 0.34 % y la anual, de 6.02 por ciento.

Los productos agropecuarios crecieron 0.85 % y los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, 0.19 por ciento.

Al respecto Banco de México señalo que en la primera quincena de junio las inflaciones general y subyacente registraron tasas anuales de 7.88% y 7.47%, respectivamente, manteniéndose en niveles elevados no observados en dos décadas.

Sus expectativas para 2022 y 2023 volvieron a incrementarse de manera importante. En cuanto a las de mediano y largo plazos, para la inflación general aumentaron ligeramente y para la subyacente se mantuvieron estables, aunque en niveles superiores a la meta. 

Por lo anterior analizar detenidamente su presupuesto, descartar bienes y servicios que no le son indispensables, así como diversificar sus fuentes de ingresos le ayudará a mantener sus finanzas dentro de los rangos que le garanticen cubrir sus necesidades mínimas sin considerar endeudarse.

Y no lo olvide, no compre lo que no necesita ni gaste más de lo que gana.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: