sábado, octubre 1, 2022
Piden justicia para el “diablo”

Cientos de vecinos de Nicolás Romero protagonizan protesta y les impiden usar la nueva Plaza de los Mártires para ejercer su derecho a manifestación.

Por Eduardo Alonso

Cientos de vecinos de la comunidad Llano Grande Azcapotzaltongo ubicada en la zona alta del municipio mexiquense de Nicolás Romero, se manifestaron frente a la oficina del gobernador Alfredo Del Mazo Maza para exigir su intervención con el objetivo de que su líder Tomás “N” “N” identificado por sus detractores  como “El Diablo” y por sus amigos como “El General” sea dejado en libertad.

El contingente compuesto por jóvenes, hombres de entre 35 y 45 años y decenas de señoras, arribó a la calle Lerdo, justo frente a las puertas de Palacio de Gobierno dónde despacha el mandatario priísta.

Con decenas de pancartas en mano y lonas que aseguran que Tomás Martínez Mandujano no es extorsionador, ni miembro de la delincuencia organizada, ni delincuente, los vecinos y amigos de “El Diablo” solicitaron justicia.

“Solicitamos justicia y una investigación a los agentes Jesús Mirón Galicia y Andrés Granados Limón de la Fiscalía General de Justicia del Estado ya que supuestamente realizaban una investigación en contra de Tomás Martínez Mandujano”, precisa un volante entregado por algunos de los manifestantes.

Los vecinos de Llano Grande, colonia fundada por Tomás se tuvieron que apostar en la cinta asfáltica de la calle de Lerdo ya que las rejas y policías estatales les impidieron pisar la recién inaugurada Plaza de los Mártires, espacio público que de acuerdo al gobernador Alfredo Del Mazo estará reservado para que las familias la caminen y no para otro tipo de fines como manifestaciones.

Por lo que se prevé que cada que se registre una manifestación, policías estatales y municipales de Toluca, habilitarán un dispositivo vial y de seguridad para desviar la circulación de Lerdo a la calle Juárez y monten un bloqueo para impedir que los manifestantes tengan acceso a la Plaza de los Mártires, espacio público que aunque fue inaugurado el miércoles 7 de septiembre, hasta la noche del jueves 8 ningún ciudadano lo había podido pisar porque se mantenía enrejado.

Tomás “El Diablo”, presunto líder de la banda delictiva “Los Tomaces”, aparentemente con operación en el referido municipio del Estado de México, fue detenido el 4 de junio por elementos de la Fiscalía estatal a raíz de que se le imputa su probable participación en el delito de homicidio doloso en agravio de un policía de investigación de la misma institución ocurrido el 10 de marzo del año 2020.

De acuerdo a los reportes ese día Tomás y algunas otras personas que lo acompañaban, habría protagonizado la agresión contra los policías que estaban investigando su posible participación en el delito de fraccionador ilegal y en dicho operativo perdió la vida un funcionario de la Fiscalía.

Aunque los simpatizantes de “El Diablo” aseguran que ese día su dirigente no se encontraba en la zona, un juez estatal consideró que el Agente de Ministerio Público de la Fiscalía estatal aportó los elementos suficientes para que se inicie un proceso legal contra Tomás.

A %d blogueros les gusta esto: