sábado, julio 13, 2024
Piden liberación de líder vecinal

Tomás Martínez sentenciado por homicidio de ministerial; vecinos de Llano Grande acusan injusticia.

Tomás Martínez Mandujano, líder de la comunidad de Llano Grande, ubicada en la zona alta del municipio de Nicolás Romero, al norte de la entidad, fue encontrado culpable del delito de homicidio doloso en agravio de un policía investigador adscrito a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

La resolución del juez estatal Miguel Ángel Méndez Contreras fue calificada por el activista y vecino de la referida comunidad, Humberto Ramírez Sánchez, como injusta, pues asegura que Tomás Martínez Mandujano no se encontraba en la zona durante la gresca donde resultó herido el investigador de la Fiscalía estatal, quien luego perdió la vida en un hospital de Toluca.

En entrevista con Luis Pantoja Ríos, titular de la plataforma digital https://comunicadores.mx/   por donde se transmite el programa “De Análisis” de lunes a viernes de 13:00 a 14:00 horas, Humberto Ramírez aseguró que el proceso jurídico que concluyó con la privación de la libertad del dirigente avecindado en Llano Grande, no estuvo apegado a derecho y prueba de ello es que las declaraciones de los testigos de la supuesta conducta delictiva de Tomás, fueron idénticas por parte de los policías ministeriales y seguridad que intervinieron, declarando, durante el proceso penal.

El operativo se registró en la referida comunidad el pasado 10 de marzo de 2020; ahí se presentó una gresca, policías y ciudadanos, donde resultaron con heridas algunos elementos policiacos, así como el hoy occiso-policía de investigación.

El juez adscrito al Poder Judicial del Estado de México determinó que los elementos de prueba aportados por la Fiscalía local, fueron suficientes para encontrar a Martínez Mandujano responsable de privar la vida al elemento estatal.

El también vecino de Llano Grande, Humberto Ramírez, explicó que el caso sí está relacionado con la agresión que policías de investigación de la Fiscalía estatal, realizaron en agravio de Karina “N” “N” y sus dos hijos, a los cuales les apuntaron con arma de fuego en la cabeza.

Situación que generó un trauma a los menores y por dicho abuso de la autoridad, Karina “N” “N” y varios de sus vecinos y familiares, se dieron a la tarea de protagonizar una manifestación justo en la explanada de la Fiscalía General de Justicia mexiquense.

Humberto Ramírez recordó que ese día se registró un conflicto entre los integrantes de la comunidad y los investigadores que estaban, supuestamente, persiguiendo a una persona.

“Estas personas (policías) dicen que fueron agredidos” por una multitud y efectivamente se registró una gresca que “para nosotros fue una defensa”, ya que los policías estaban agrediendo a Karina y sus dos hijos, bajo el argumento de que tenía, forzosamente, que colaborar para dar con el paradero de la persona que estaban buscando.

Según las y los vecinos el liderazgo de Tomás Martínez, pudo incomodar a alguien y de ahí se derivó que dos años después a los hechos referidos donde perdió la vida un policía de investigación, la “justicia” procedió a cumplimentar la orden de aprehensión que pesaba sobre el dirigente social.

Por último, Humberto Ramírez, aseguró que miles de personas apoyan a Tomás y están absolutamente convencidos de su inocencia y por ende tendrá que salir de la cárcel, como ya lo hicieron otras dos personas que fueron detenidas por dicho caso.

Notas Relacionadas