Como política pública urgente para rescatar y preservar el Nevado de Toluca, Itza-Popo, Cobio-Cruces, la subcuenca de Valle de Bravo y la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca.

Por considerar que las explotación clandestina y la tala legal han generado una deforestación que pone en peligro la existencia de ecosistemas y zonas forestales, la 60 Legislatura del Estado de México aprobó por unanimidad exhortar al secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno federal, Víctor Manuel Toledo Manzur, para que a la brevedad ordene estudios en zonas forestales estatales y que, para su protección, recomiende al titular del Ejecutivo federal decrete una veda forestal temporal.

A propuesta del diputado Margarito González Morales, en nombre del Grupo Parlamentario de morena, el exhorto detalla que con base en los estudios que se realicen, la veda se instrumente como una política pública urgente para rescatar y preservar las zonas forestales del Nevado de Toluca, Itza-Popo, Cobio-Cruces, la subcuenca de Valle de Bravo y la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca.

En el exhorto quedó indicado además que en las acciones se estableciera el carácter de cumplimiento a la brevedad, por sugerencia de las diputadas María Elizabeth Millán García y Berenice Medrano Rosas, también de morena, quienes manifestaron que el problema ambiental en la entidad amerita acciones urgentes.

Margarito González subrayó que solo en la visión de la Cuarta Transformación de la vida pública del país podría considerarse la importancia de decretar una veda temporal como medida de conservación y restauración de las zonas forestales, ya que se requieren decisiones frontales, fuera de intereses económicos privados y de gobierno. .

La última veda decretada en la entidad, explica el documento, fue en 1991 y se levantó en 1995, de la cual se informó en el inventario periódico de 1994 que 363 mil 935 hectáreas (34.16% del total forestal de la entidad) estaban afectadas por diversas causas

El diputado puntualizó que en el estado la superficie forestal ocupa un millón 65 mil 366.9 hectáreas (47.1% del territorio), y que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) calcula una tasa anual de deforestación de 12 mil 850 hectáreas, además de que el Instituto Mexicano para la Competitividad informó en 2014 que la entidad tiene un nivel de competitividad medio-bajo, pues ha perdido casi el 30% de su superficie forestal primaria.

OTORGAN A LOS AYUNTAMIENTOS LA ATRIBUCIÓN DE GARANTIZAR EL DESARROLLO FORESTAL SUSTENTABLE

Los municipios con población forestal deberán ejecutar programas y acciones para garantizar el desarrollo forestal sustentable que promueva el cuidado ambiental y la conservación y aprovechamiento racional de los bosques para combatir la tala clandestina, aprobó por unanimidad la 60 Legislatura mexiquense, a propuesta del diputado Margarito González Morales (morena).

De acuerdo con la adición a la fracción XXIII del artículo 31 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México, los ayuntamientos, a través de sus funcionarios, deben garantizar que la conservación de los bosques sea en beneficio de las condiciones de vida de sus propietarios y posesionarios, con apego a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y en colaboración con dependencias del orden federal y estatal.

De acuerdo con la iniciativa, hasta ahora los municipios mexiquenses no contaban con atribuciones para crear políticas, programas o acciones eficientes encaminadas a garantizar el desarrollo forestal sustentable aún y cuando la entidad cuenta con una superficie forestal aproximada de 1 millón 87 mil 812 hectáreas.

Por ello, Margarito González, en nombre del Grupo Parlamentario de morena, consideró necesario adicionar a la Ley Orgánica Municipal las atribuciones para que los ayuntamientos, a través de sus funcionarios, se obliguen a garantizar el desarrollo forestal sustentable.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD