Es la contribución más importante de México en la historia; El científico universitario desarrolló la píldora que impactó el papel de la mujer.

La primera síntesis de la noretisterona que llevó a la creación del primer anticonceptivo oral es uno de los 60 inventos más importantes que revolucionó al mundo, la mayor contribución de la ciencia mexicana en toda su historia y el hallazgo científico de un joven estudiante de química de la UNAM: Luis Ernesto Miramontes Cárdenas. Su aportación a la humanidad es tan grande como la de cualquier Premio Nobel.

Mi papá siempre fue puma y de corazón. Nació en Nayarit, en 1925, y murió en 2004 en Ciudad de México. Educado por una maestra rural, desde chico le interesó la ciencia. Repetía todo el tiempo que quería ser inventor. Un libro definió su carácter y su visión de lo que quería ser: Los cazadores de microbios.

En su obra, Paul de Kruif narra la historia heroica de los científicos que desarrollaron las vacunas contra la rabia, la tuberculosis, la poliomielitis… Mi papá admiraba a Pasteur… y quería que su obra sirviera a la humanidad.

Miramontes descubrió una ruta química que permitió sintetizar la sustancia activa de la píldora anticonceptiva en 1951. Así contribuyó a la liberación sexual en los años 60 del siglo pasado. Su hallazgo ayudó también a catapultar a las mujeres en el mercado laboral, dijo su hijo Octavio Miramontes Vidal, investigador del Instituto de Física.

La noretisterona, poderoso agente antiovulatorio, se podía obtener del barbasco, planta mexicana; pero hacerlo para atender un mercado masivo mundial sería exageradamente costoso: “un gramo de esa molécula era más caro que un gramo de oro”.

Becado por el gobierno de Nayarit, se trasladó a la capital del país e ingresó a la prepa, en San Ildefonso. Se matriculó después en la Escuela de Ciencias Químicas, que entonces estaba en Tacubaya. Como becario, estudiante de licenciatura aún, participó en los proyectos de investigación de los laboratorios Syntex.

– ¿Fue por serendipia el hallazgo de la síntesis de la noretisterona?

No fue un golpe de suerte. Los de Syntex “iban tras de una molécula y sabían de qué tipo”. Buscaban esteroides y conocían que el barbasco Cabeza de Negro, planta casi extinta hoy en Veracruz y Oaxaca, era usada desde hacía siglos por las mujeres indígenas. Por eso en Estados Unidos estaban interesados. Lo que los sorprendió fue su actividad biológica. Buscaban una sustancia abortiva y descubrieron una sustancia anticonceptiva.

Cuando las escuelas dispersas en el Centro Histórico se trasladaron a CU, se creó el personal académico de la UNAM. Mi papá fue “una de las primeras contrataciones de la Universidad”. Gaceta las anunció en 1954. Ingreso al Instituto de Química y fue uno de sus fundadores.

Los ganones

El 15 de octubre de 1951, cuando Miramontes Cárdenas tenía 26 años de edad, encontró la primera ruta para sintetizar la noretisterona. Ya no se tendría que extraer de una planta, con un costo muy amplio, sino que a partir de ese momento se podía sintetizar en laboratorio.

Fue una síntesis muy brillante, dijo George Rosenkranz. Nadie imaginó que funcionaría y funcionó; y lo hizo Miramontes, reconoció Carl Djerassi.

En agosto de 1961, cuenta Octavio, salió al mercado de Estados Unidos la píldora anticonceptiva y generó polémica con los conservadores y la Iglesia. Hubo una oposición más grande que la de ahora a la legalización de drogas como la marihuana. Utilizar la pastilla era pecado y habría excomunión. Muchas feministas, que tenían clínicas de educación sexual, acabaron en la cárcel.

De hecho, la píldora fue financiada por mujeres: Margaret Sanger y Katharine McCormick. Mi papá las conoció. También al fisiólogo Gregory G. Pincus, a quien se le acredita la fabricación de la píldora como pastilla, no como compuesto químico.

Searle y no Syntex comercializó la píldora. Contenía una variante de la noretisterona sintetizada por Miramontes Cárdenas. Por eso, asegura el investigador del Instituto de Física, hubo una fricción muy grande entre ambas empresas.

– ¿Quiénes fueron los ganones?

Aunque la patente de la síntesis de la noretisterona se acredita a Miramontes, para Rosenkranz y Djerassi, accionistas y directores de Syntex y de Investigación, la empresa era la dueña de los lucros. Ellos se hicieron millonarios, aseguró Miramontes Vidal.

Una vez lograda la patente, Rosenkranz y Djerassi hicieron maletas y se fueron a EU. Al poco tiempo, Syntex, la considerada Silicon Valley de la química orgánica de entonces, se redujo al mínimo. Inconforme, al tiempo, mi papá aceptó la dirección de investigación de Searle en México.

Entre los grandes inventores

En 2000, la noretisterona fue nominada una de las invenciones más significativas en los últimos dos mil años por personajes que incluían a Premios Nobel. En 2003, una de las 17 moléculas más importantes en la historia. En 2004, la vigésima más relevante de todos los tiempos, en el Reino Unido.

En 2005, una evaluación de la Academia Mexicana de Ciencias sobre el impacto de la ciencia mexicana en el mundo, concluyó que la síntesis de la noretisterona por Miramontes Cárdenas es la mayor contribución científica de México.

En 2006, para la revista brasileña Galileu, es una de las 10 sustancias químicas más revolucionarias. En 2009, la BBC nombró a Miramontes uno de los cinco investigadores latinoamericanos más sobresalientes de todos los tiempos. En 2010 la revista TCE Today lo catalogó como uno de los ingenieros químicos que cambiaron el mundo. Ese mismo año, Innovadores de América lo nombró uno de los iconos y leyendas de este continente…

En su momento, la oficina de patentes de Estados Unidos también consideró la píldora uno de los 60 inventos más importantes de la humanidad. En una lista de grandes inventores, USA Inventors Hall of Fame, Luis Ernesto Miramontes Cárdenas aparece junto a Pasteur, Alba Edison, los hermanos Wright, Goodyear…

Recientemente, la organización de químicos The Engineering and Technology Board of the United Kingdom determinó vía una encuesta, cuáles eran los químicos más importantes de todos los tiempos por el impacto de su obra en la vida humana y la primera síntesis de noretisterona ocupa el cuarto lugar.

La píldora y el compuesto que mi padre sintetizó son uno de los inventos más importantes del mundo, porque gracias a la pastilla se rompió el esquema de “ama de casa” para una gran mayoría de mujeres.

La píldora permitió a las mujeres una sexualidad más libre. También, decidir cuándo y cuántos hijos tener. Esto las catapultó en el mercado de trabajo y detonó la posibilidad de su diversificación laboral. Ahora es más visible su participación en la ciencia, las artes, la política. Antes “no era así”, subrayó Miramontes Vidal, experto en sistemas complejos.

Educación sexual, abandonada

La píldora, apuntó Octavio Miramontes, ayudó al control natal e “hizo posible la disminución” de la explosión demográfica, asociada a calamidades como pobreza, ignorancia, marginación, violencia, guerra… Lamentablemente, desde la década de los 80, en todo el orbe, incluyendo a México, se eliminaron los programas de control de la natalidad.

Hay una epidemia mundial de embarazos en adolescentes. En México, donde también se abandonaron los programas de educación sexual, hay niñas de 13 años embarazadas, condenadas con su bebé a la marginación, con más dificultades para acceder a opciones educativas y al mercado de trabajo.

Desde los años 80 se implantó en nuestro país otro tipo de política económica: el neoliberalismo. Antes había una política pública de educación sexual para orientar a las mujeres y evitar embarazos e infecciones. Comerciales de TV pregonaban “tú decides cuándo y cómo”. Se regalaban anticonceptivos y condones.

Hoy en día, todos somos potenciales consumidores. Todo se comercializa. “Antes toda alma era un alma de Dios. Ahora toda alma puede comprar un celular”, concluye Octavio, “puma de corazón, de toda la vida, desde la prepa”, como su hermana Gabriela Betsabé, académica del Instituto de Investigaciones Estéticas y su hermano Pedro, profesor de la Facultad de Ciencias.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD