¿Planeas viajar? Esto recomienda la UNAM

Será muy importante que los viajeros hagan una investigación especial sobre los destinos que van a visitar.

PorFabiola Méndez/Damián Mendoza

La industria del turismo es una más de las afectadas por la pandemia de la COVID-19. El turismo nunca se había enfrentado a un evento a nivel mundial que frenara por completo sus operaciones, era una industria que crecía y no se había detenido hasta este momento. “Sin duda, la manera de viajar y planear un viaje cambiarán por completo”, explicó el doctor Jorge Baruch Díaz Ramírez, miembro de la Comisión para la Atención de la Emergencia del Coronavirus.

De acuerdo con el académico de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM el suceso es histórico y representa un descenso del 60 al 80 por ciento de arribo de viajeros a nivel internacional, aunque habrá destinos que tendrán un impacto más fuerte.

En entrevista con el también responsable de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero (CAPV) de la UNAM refirió que debe de cambiar la forma en la que transitamos un viaje. Lo habitual era llegar al aeropuerto, hacer check-in, pasar filtros de seguridad, subir al avión, despegar, llegar al destino, recoger equipaje. “Ahora se deberá incluir la medicina preventiva y la vigilancia epidemiológica, ya que menos de uno de cada 10 viajeros tomaba en cuenta su salud y consultaba a un especialista sobre salud y viajes antes de un viaje internacional”.

Enfatizó que menos del 15 por ciento de los viajeros internacionales cuentan con su sistema de salud y vacunación actualizado, “no se le presta atención a la salud y hoy todo va a girar en torno a esto”.

Los procesos de chequeo de identidad en las líneas aéreas por las autoridades aeroportuarias van a tender a unificar y formar un formato de identidad única, un pasaporte único digital en el cual se vaya agregando información médica sobre la salud, incluso inmunológica, en el que el usuario tendrá el control total para indicar a quién le da acceso a esta información sensible, para qué y por cuánto tiempo.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ya ha venido trabajando desde 2007 para que se sustituya el pasaporte físico, “disminuir el contacto entre los viajeros y los prestadores de servicios será fundamental para cortar la cadena de transmisión. Los requerimientos sanitarios se harán más estrictos para ingresar a una nación, con documentación que compruebe el estado de salud o inmunitario y el rastreo de los viajeros durante toda su estancia en el extranjero será obligatorio”.

Por otro lado, el especialista en medicina del viajero refirió que, llegado el momento para poder viajar, la seguridad dependerá de cada destino, de qué tanto conocimiento tenga o no sobre la situación epidemiológica que vive o si tiene detectadas las zonas con más brotes de la enfermedad, los protocolos serán más estrictos en los destinos turísticos.

Será muy importante que los viajeros hagan una investigación especial sobre los destinos que van a visitar y preponderar las políticas que los gobiernos están llevando a cabo para detectar y controlar los posibles contagios. Asimismo, tomar en cuenta si los hoteles, itinerarios y aerolíneas cuentan con protocolos estrictos que sean avalados por las autoridades convenientes.

En cuanto a la planeación de los viajes, antes sólo estábamos pendientes del costo del avión o los tours, hoy será muy importante preponderar cómo éstos aseguran la salud, no sólo la individual, sino la colectiva en los destinos a donde se vaya.

Habrá que dar cabida a un nuevo concepto que se debe de acuñar en viajeros: el turismo responsable, “debe ser individual y colectivo para las comunidades que visitas. No ver solamente por nosotros, sino por nuestro entorno, que sea seguro y mantenerlo así”.

Sin duda, el uso obligatorio del gel antibacterial, el cubrebocas y mascarillas protectoras han venido a quedarse un buen tiempo, por los menos un par de años.

Jorge Baruch recomendó que al momento de decidir realizar un viaje habrá que seguir ciertos patrones: elegir destinos cercanos al lugar de residencia para ir y venir en un día; cuando el semáforo esté en fases verdes o más allá se puede planificar viajes pero regionales, es decir, dentro del país; destinos internacionales se recomienda el Caribe y hasta para el siguiente año elegir otro continente.

Lo más importante es que las medidas de protección personal se deben de mantener siempre, independiente de la fase del semáforo en la que nos encontremos: el lavado de manos, usar gel, mantener la sana distancia y evitar aglomeraciones. “Con estas cuatro medidas de cuidado personal clave, si el 100 por ciento de los que salimos al espacio público las llevamos a cabo, estamos asegurando que no haya una segunda oleada de manera intensa o un repunte de mayor intensidad que nos obligue a regresar al confinamiento”.

Finalmente, refirió que no se ha encontrado una forma de combatir al virus, pero si no se tiene cuidado en la forma en la que salimos vendrá una oleada de mayor intensidad que se convierta en una tragedia nacional. Esto aún no termina, nuestras actividades cotidianas no van a regresar, hay que aguantar un poco más para transitar a la nueva normalidad de la mejor manera.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: