El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un nuevo llamado a que las elecciones extraordinarias para gobernador o gobernadora en Puebla, sean limpias y libres.

“Nada de comprar votos, nada de traficar con la pobreza de la gente, nada de acarrear para ir a votar, nada de falsificar los resultados, nada de hacer fraude”, remarcó.

Resaltó que en la Constitución ya se estableció al fraude electoral como delito grave, por lo que quien lo cometa, irá a la cárcel “sin derecho a fianza. Eso es un avance de nuestro movimiento”.

Al entregar apoyos de los ‘Programas Integrales de Bienestar’ en dicha entidad a niños, jóvenes y adultos mayores, el mandatario afirmó que los primeros comicios extraordinarios a realizarse en el marco de la Cuarta Transformación, son una oportunidad para hacer valer la democracia.

Expresó su respaldo al fiscal electoral “aunque se trata de una institución autónoma, va a tener todo nuestro respaldo. No va a haber impunidad, nada de que: ‘yo vengo de la lucha contigo desde hace 40 años y yo siempre he estado solidario. Quiero ser candidato a como dé lugar’. No luchamos por cargos. Luchamos por la transformación de México, luchamos por ideales, luchamos por principios”.

El presidente sostuvo que el país vive momentos de cambio y el gobierno ya no representa a un partido o sindicato.

“El gobierno es de todos y ya no va a ser como antes, que el gobierno apoyaba a un partido o un candidato. Mucho menos se permitirá que se use el dinero del presupuesto (…) Ya no queremos al político ‘fantoche’, ambicioso y corrupto que tanto daño le ha hecho a Puebla y a México”, afirmó.

Y sentenció “que nadie se atreva a usar mi nombre para decir que tiene mi apoyo. Que se escuche bien y que se escuche lejos: mi único amo es el pueblo de México”.

El titular del Ejecutivo dijo que, a menos que se presente una situación urgente, no visitará Puebla sino hasta después de las elecciones.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD