Analizan legisladores propuestas del PVEM y del PAN para regular el uso de popotes y bolsas de plástico.

Las Comisiones Unidas de Protección Ambiental y Cambio Climático y Gobernación y Puntos Constitucionales de la 60 Legislatura mexiquense acordaron invitar a representantes de la economía del plástico y académicos especialistas en este insumo a un encuentro de trabajo para que aporten elementos que sirvan al dictamen de dos iniciativas del PVEM y una del PAN que plantean reducir el uso de productos de este material, como bolsas y popotes, en tiendas departamentales y restaurantes así como establecimientos similares.

La diputada Ingrid Krasopani Schemelensky Castro (PAN), autora de la iniciativa de reforma al artículo 2.202 del Código para la Biodiversidad del Estado de México, recordó que con ésta “no busca sancionar ni prohibir, por el contrario, da la pauta para que el Gobierno, con las organizaciones empresariales, organizaciones de la sociedad civil y la sociedad en general implementen estrategias encaminadas a reducir el consumo de artículos de plástico de un solo uso, a efecto de transitar a artículos que tengan materiales reciclables, compostables y de pronta biodegradación”.

También planteó que a nivel mundial se usan un trillón de bolsas de plástico, es decir, un millón cada minuto, y que para su fabricación se utilizan 100 millones de barriles de petróleo al año. Para el caso del Estado de México, la población consume 4 mil 800 toneladas de plásticos, lo que coloca a la entidad en uno de los primeros lugares en el país, de acuerdo con el Centro de Tecnología Avanzada (CIATEQ). “Y por desgracia —sentenció la diputada— sólo 2% es reciclado”.

A nombre del coordinador del Grupo Parlamentario Verde Ecologista, José Alberto Couttolenc Buentello, autor de las iniciativas de reforma al Código citado para establecer la prohibición de bolas de plástico y popotes a menos que los usuarios o clientes los pidan, la legisladora María Luisa Mendoza Mondragón expuso que esas dos propuestas tienen un enfoque preventivo.

Explicó que sus iniciativas se apoyan en el hecho de que los productos que se busca prohibir son hechos con polipropileno, termoplásticos que tardan cientos de años en degradarse, y apuntó que estudios muestran que los mexicanos utilizan en promedio cada uno 600 bolsas plásticas al año, “las cuales tienen una vida útil de aproximadamente 12 minutos”.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD