sábado, noviembre 26, 2022
Prioritario que hombres se involucren en trabajo doméstico

Para deconstruir la paternidad tradicional es necesario darnos cuenta que existe una hegemonía masculina que le dice a los hombres y las mujeres cómo deben ser, generando desigualdades en distintos ámbitos sociales como la familia, la escuela y el trabajo, explicó Georgina Osornio Fuentes.

Es indispensable generar acciones que abonen a la igualdad de género para eliminar las desigualdades entre hombres y mujeres. Por ello, es necesario abordar las paternidades como un tema prioritario para la participación de los hombres en cuanto a sus derechos sexuales y reproductivos e involucrarse dentro del trabajo doméstico y cuidados no remunerados, enfatizó Mariana Georgina Osornio Fuentes, Maestra en Género, Sociedad y Políticas Públicas por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx).

Motivada por la importancia de las masculinidades dentro de los estudios de género, la egresada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales llevó a cabo la investigación “Campaña de comunicación integral con perspectiva de género sobre las paternidades responsables e igualitarias en la Facultad de Antropología de la Universidad Autónoma del Estado de México”, mediante la cual analizó las paternidades responsables y cómo son ejercidas.

Explicó que desde los estudios de género nace una propuesta que permite la transformación de roles, estereotipos y la normativa tradicional en el ejercicio de la paternidad. Las paternidades responsables e igualitarias son un conjunto de características que determinan el nivel de conciencia, transformación y participación en temas como los derechos sexuales y reproductivos, la participación en el trabajo doméstico y los cuidados no remunerados.

Durante su investigación, Osornio Fuentes propone que como parte del ejercicio de las paternidades igualitarias y responsables es fundamental que los hombres cuenten con el acceso a la licencia de paternidad, ya que ésta permite generar una conciliación dentro de la vida familiar, lo que beneficia a la igualdad entre los géneros y permite crear otras formas de relación con sus hijas e hijos y con ellos mismos.

“Normalmente se le da un mayor peso a la licencia de maternidad porque las mujeres necesitan cierta cantidad de días debido a los cambios biológicos que se dan en el cuerpo; sin embargo, es necesario que los hombres rompan con estos patrones tradicionales de género, en donde solo las mujeres deben hacerse cargo del hogar y los infantes y se involucren de manera funcional”, abundó.

En este mismo sentido, explicó que es importante el análisis de las paternidades dentro de las instituciones públicas, ya que si bien existe un marco normativo a nivel estatal en donde la licencia de paternidad es un derecho, esto no garantiza la igualdad de género entre hombres y mujeres. Por ello, es importante hacer un diagnóstico para conocer quién lo usa, por qué se usa, si se usa o no, ya que la utilización de ésta no solo impacta en las instituciones sino también en la sociedad en general.   

En el caso de las universidades públicas como la Autónoma mexiquense es necesario hacer una mayor difusión y socialización de esta licencia, ya que la escuela es el segundo ámbito de socialización de género, sobre todo porque es la universidad formadora de conocimiento y personas críticas.

Para Osornio Fuentes el realizar esta investigación representó un reto como investigadora, ya que es bastante difícil hacer investigación en temáticas de género porque aún existen ciertas barreras; sin embargo, es necesario continuar luchando desde la academia para generar cambios sustanciales.  

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: