Aseguran que no existe “mano negra” en su movimiento y sólo buscan respeto a sus derechos laborales.

Agentes de la Policía Federal que se mantienen en las inmediaciones del Centro de Mando en Iztapalapa, en el oriente de la Ciudad de México, insistieron en su demanda de que se respete su dignidad y se les reconozca su antigüedad laboral y como personal al servicio de México.

La principal queja, dijo a Notimex uno de los elementos que pidió anonimato, es que “de la noche a la mañana nos han dicho que formaremos parte de la Guardia Nacional, pero con el sueldo base que tenemos a la quincena y sin bono”.

Acusó que enfrentan discriminación de las autoridades federales, pues pretenden eliminar sus derechos laborales sin respetar antigüedad, jerarquía y prestaciones.

Luego de negar que exista “mano negra” en su movimiento, subrayó que lo único que buscan es respeto a sus derechos laborales, entre ellos los días que permanecen francos y vacaciones que se tienen por ley y que quienes no quieran pertenecer a la Guardia Nacional se les liquide conforme a Derecho.

En cuanto a lo que se ha dicho de que alguien los está manejando con otros fines, mencionó que todos los mandos ya se fueron; “aquí únicamente hay agentes de escala básica, solamente hay tropa que le interesa que se respeten sus derechos laborales porque es el sustento de sus familias”.

Principalmente demandan que el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, se presente y enfrente la situación por ser el responsable del nuevo cuerpo de seguridad.

“Si él no tiene capacidad para solventar ese tipo de problemas, menos la va a tener para llevar la Secretaría con buen funcionamiento”, aseveró el entrevistado.

Esposas, madres y hermanas de los elementos de la corporación se han sumado al apoyo de quienes esperan una solución a sus demandas.

Mariana, una de esas personas que se encuentra en el lugar, destacó que se manifiestan de manera pacífica y de ninguna manera existe una postura cerrada ni intención de confrontarse con la autoridad.

“Dicen que hasta enero comenzarán a recibir sus ingresos como agentes de la Guardia Nacional pero mientras recibirán un sueldo básico que difícilmente rebasa los dos mil 500 pesos a la quincena por arriesgar el pellejo”, comentó otra de las esposas de los agentes.

Tanto los agentes como los familiares que se mantienen frente al Centro de Mando de la Policía Federal dijeron que continuarán en ese punto hasta que se les presenten documentos en los que se avale que se respetarán sus peticiones y Durazo Montaño se presente para ofrecer soluciones.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE

Últimas Publicaciones

Nanosatélites en Atlacomulco
Los Cusaem, entes híbridos
Balacera en Centro Histórico
Piden gratuidad en carreteras