Discriminación y desigualdad acentúan pobreza, marginación, exclusión y rezago social.

Racismo y xenofobia son posibles gérmenes de otros problemas igualmente graves. Quizá estamos ante un asunto que es origen de otros grandes desafíos que se vuelven urgentes de solucionar, apuntó Alberto Vital Díaz, coordinador de Humanidades de la UNAM.

En su participación en el encuentro fundacional del Seminario Universitario Interdisciplinario sobre Racismo y Xenofobia (Surxe), destacó que se trata de una cuestión compleja que debe enfrentarse con toda intensidad y energía.

Ante académicos de centros, institutos, facultades y escuelas, subrayó: “Con este poder de convocatoria del seminario, estamos dando ese primer paso, mostrando que la Universidad está dialogando consigo misma por medio de sus distintas entidades con la voluntad de establecer puentes para después dar los siguientes pasos. Este tema también puede ser un modelo para solucionar dificultades que son cruciales en el mundo contemporáneo”.

Asimismo, dijo, me parece que hoy más que nunca, la investigación en todas las áreas está obligada, convocada a visualizarse en una cadena que cumpla finalmente lo que nuestra legislación nos pide, que es resolver los problemas nacionales.

La que cala más hondo

Guadalupe Valencia, directora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH), sede del Surxe, resaltó que “el racismo es la primera y la última de todas las formas de desigualdad, tal vez en su dimensión más profunda, la que cala más hondo, la más estructural, estructurada y estructurante”.

Al mismo tiempo, abundó, es la punta del iceberg, la que asoma el síntoma de las muchas otras desigualdades que están detrás, y siempre es la frontera entre una democracia que ha logrado niveles de igualdad económica o se acerca a ellos, pero no nos ha alcanzado en la verdadera promoción de la pluralidad.

Mario Luis Fuentes, titular de la Coordinación de Proyectos Especiales de la UNAM, mencionó que la discriminación y la desigualdad expresadas mediante el racismo y la xenofobia, “están en el centro de la matriz que hace que la pobreza, marginación, exclusión y rezago social incidan con mayor dureza”.

Agregó que si hay algo complejo, “es transformar esas estructuras simbólicas que hacen que otros parezcan amenaza. Cambiar el objeto de la causa de muchos de los fenómenos sociales, se convierte en uno de los grandes retos de toda política”.

Asimismo, expresó su deseo porque las reflexiones y preguntas de este seminario “se traduzcan en acciones que permitan que cualquier estudio e investigación tenga un reflejo: transformar la realidad, una realidad que obviamente se expresa. No es pobreza, no es marginación o no sólo es eso, es también tristeza, dolor,

Prejuicio y estereotipos

Olivia Gall, coordinadora del Surxe, enfatizó que racismo y xenofobia son manifestaciones de fenómenos sociales vinculados a dos de los sistemas estructurales y estructurantes centrales de jerarquización: ejercicio del poder y dominación, mismos que afectan a diversos pueblos, grupos y comunidades en gran parte de las sociedades contemporáneas.

Cada uno de ellos, abundó, está constituido por prejuicios y estereotipos, sistemas de clasificación y de creencias, sentimientos e ideologías, y prácticas sociales e institucionales que contribuyen en forma significativa a generar y profundizar las desigualdades, injusticias y creencias, en México e internacionalmente.

En este seminario “nos toca mirar al mundo y a México, en relación con cada uno en su situación particular, y debemos tener un concierto de voces, muchas de las cuales están presentes aquí, para que la UNAM, como institución importante de educación superior e investigación en este país, pueda tener un papel relevante en investigación y combate a estos enormes flagelos de la especie humana que parecen no querer irse”.

Por último resaltó la generosidad, pluralidad, laicidad y la autonomía universitaria, “la cual debemos defender a capa y espada para que todos estos proyectos sigan floreciendo y den todos los frutos que merecen”.

La sesión estuvo dedicada a Rodolfo Stavenhagen, quien fue descrito por Elia Stavenhagen como un hombre que se dedicó al estudio y reflexión crítica del racismo, xenofobia, intolerancia y discriminación, conceptos muy ligados a la desigualdad, exclusión, pobreza y discriminación. enfermedad y muerte”.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE