domingo, enero 19, 2020

Hay una conveniencia económica si decide reciclar productos que aparentemente son inservibles.

POR CLAUDIO JAIME M.

Según estadísticas, sólo el 44% de los consumidores cree en los mensajes medio ambientalistas. Pero si usted es de los que, si cree en que todos podemos contribuir a mejorar el medio ambiente y en este caso en particular a mejorar sus finanzas personales agregando a sus ingresos, el dinero resultado de la venta de los materiales reciclables que existen y genera en su hogar.

Usted puede empezar por buscar dentro su propia casa, revistas de todo tipo que tenga guardadas, cuando usted creyó “por si las necesito”, periódicos u otra clase de papeles que no sean documentos de carácter legal, folletos promocionales, sus libros de la primaria, secundaria u otros que llevan años ahí guardados y que por cierto, es muy probable que ya no tengan vigencia y que no los va a consultar nunca, cajas de cartón de diversos productos como electrodomésticos, de regalos, todo, todo ese material, es reciclable.

Puedo mencionar entre otras conveniencias de deshacerse de todo ese material que acabo de enlistarle las de despejar sus libreros atiborrados que además de acumular polvo y carga en peso real a su casa le quitan espacio que muy bien podría aprovecharlo de otro modo más productivo o benéfico para usted, tener más espacio ya es ganancia.

Para que la conveniencia económica de reciclar sea efectiva, primero ubique por internet o usted mismo durante sus recorridos cerca de su casa, los lugares más cercanos a su domicilio donde compren los siguientes materiales: pet, que es el material del que están hechos los envase de diversas bebidas, aluminio, las latas de refrescos o cervezas están hechos de este material, cartón, papel y metales tales como las latas de comida o jugos. Estos materiales los utiliza y desecha de forma tan cotidiana que a veces ni cuenta se da.

Una vez que ya sabe dónde están estas empresas, consúlteles sobre los precios, en promedio el cartón lo compran entre 3 y 10 pesos el kilo, las latas entre 16 y 25 pesos el kilo, el papel un peso por kilo y el pet, entre 1 y 3 pesos el kilo.

Estas cifras le pueden parecer desalentadoras y seguirá tirando al bote de la basura estos materiales, pero si recuerda el principio de ¿cómo se hace una playa?, de grano en grano y pacientemente, así logran grandes proyectos.

Para organizar desde su casa los materiales reciclables podrá empezar por separar los residuos orgánicos e inorgánicos, los orgánicos son aquellos que se pueden biodegradar, como las sobras de comida, las cáscaras de frutas etc.

Los inorgánicos son: el papel, las latas, el cartón, vidrio y plásticos como el pet, ¿cómo los va a separar? En lugar de tener un solo bote de basura, deberá tener cinco, una para los desechos orgánicos, esos se irán a la basura que recolectan los servicios de basura y los o las otras cuatro bolsas para, las latas, cartón y papel y el último para el pet.

Puede aprovechar sus días de descanso para llevarlos a vender, los periodos recomendados para hacerlo son mensuales, ya que aprovechara la cantidad reunida de material reciclable para hacer solo un viaje.

El dinero obtenido por la venta de esos materiales reciclables puede darle varios destinos para que sea significativo su aprovechamiento y no se diluya en el “gasto diario”.

Puede irlo guardando en una alcancía y al final de un término (recomiendo un año) puede incorporarlo a sus ahorros los cuales le representan el respaldo para un caso de verdadera urgencia o bien alcanzar una meta de mediano o largo plazo tales como: estudios, vacaciones, el abono a capital de un crédito hipotecario o de auto. Usted debe determinar su destino para que tenga el mayor impacto positivo en su economía.

Echárselo a la bolsa e irlo gastando en lo que se ofrezca es el peor de los destinos por el que puede optar. Recuerde, todas las playas del mundo están hechas de pequeños, muy pequeños granos de arena.

Y no olvide, no gaste más de lo que gana.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE

Publicaciones Recientes