Proponen adicionar un capítulo a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de la entidad. Al iniciar el análisis de la propuesta de la diputada Guadalupe Mariana Uribe Bernal (morena) para reconocer como víctimas de delito a los familiares de las mujeres violentadas e incluir la modalidad de violencia contra la libertad reproductiva en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de la entidad, legisladores locales acordaron anexar el concepto de ‘derecho sexual’ como término complementario a lo planteado, así como retroalimentar la iniciativa con la opinión de autoridades en materia de derechos humanos.

Los integrantes de las Comisiones Unidas de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Procuración y Administración también acordaron también que se revisará la Ley General de Víctimas y el Código Penal Federal para armonizar con estos la legislación estatal y evitar conflictos normativos, además de solicitar los puntos de vista de la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos del gobierno estatal y de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem).

Mariana Uribe explicó que en la legislación se establecen las figuras de ‘víctima’ y ‘agresor’, pero no se considera así a las personas afectadas de manera indirecta para la reparación del daño, como en los casos de violencia familiar, en los cuales los hijos sufren daños psicológicos, o en situaciones de violencia extrema y mortal, en que los familiares pierden una madre o una hija.

Por lo anterior, detalló la legisladora, se propone agregar la figura de ‘persona ofendida’ para familiares y personas que tengan relación de dependencia económica con la víctima, término que los ayudará a diferenciar su situación jurídica respecto a la de la propia víctima y que coadyuvará a garantizar la protección institucional especializada, asegurar el acceso pronto, expedito, transparente y eficaz a la justicia y reconstruir el pleno goce de sus derechos, en donde el Estado debe velar por su bienestar y subsistencia. Añadió que propone adicionar un capítulo a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de la entidad para que a las mujeres no se les impida decidir sobre si tener hijos o no, o sobre el intervalo entre cada nacimiento ni se ejerza sobre ellas presión para tener hijos de un sexo en específico.

Propone también recapitular la violencia obstétrica —que se da de parte de quienes trabajan en instituciones de salud y obstaculizan el acceso a la información sobre métodos anticonceptivos o realizan esterilizaciones forzadas—, para que las mujeres disfruten de una vida sexual satisfactoria, segura y responsable, además de que tengan la libertad de decidir si se reproducen, cuándo y con qué frecuencia.

Pide que en el Presupuesto de Egresos se asigne una partida para garantizar el cumplimiento de los objetivos del Sistema Estatal y el Programa Integral para la Igualdad de Trato y Oportunidades entre Mujeres y Hombres y para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en el Estado de México.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD