Los congresistas habían sido inhabilitados para participar en los órganos de dirección y de representación de Morena.

No habrá sanción para 32 diputados de Morena del estado de México que avalaron el aumento al refrendo vehicular para este año, luego de que la Sala Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocara la sentencia del Tribunal local en la materia (TEEM) impuesta por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de ese instituto político.

Por unanimidad, los magistrados de la Sala Regional declararon infundados los motivos de inconformidad planteados por los actores Erandeni Dolores Carrillo Ayala, Maximino de la Rosa Pérez, además de otros, quienes consideraron que el TEEM no realizó la suplencia de la queja, sino que su actuar se limitó a analizar el motivo de disenso expresado en la demanda del juicio local.

Además, la sala regional esgrimió que los disensos planteados en el Tribunal local no fueron manifestaciones genéricas e imprecisas, ni faltas de exhaustividad; asimismo, se determinó infundada la pretensión de estimar inoperantes los agravios sobre la inviolabilidad legislativa en el juicio local, pues el TEEM analizó ese motivo de inconformidad porque le fue planteado, conforme se expone en el proyecto.

De igual manera, la Sala Regional rechazó que los magistrados locales hayan incurrido en una incongruencia externa, pues contrario a tal aseveración, el TEEM se avocó a estudiar los alegatos planteados.

De esta manera, los magistrados federales respaldaron la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de México que dejó sin efectos las sanciones que había impuesto la referida instancia intrapartidista a diversos legisladores locales.

Los congresistas habían sido inhabilitados para participar en los órganos de dirección y de representación de Morena por un periodo de seis meses en 31 casos, y de 12 para el diputado Nazario Gutiérrez, presidente de la Comisión parlamentaria de Comunicaciones y Transportes.

La conducta que dio origen a la sanción fue la aprobación, el 20 de diciembre de 2018, del aumento al refrendo vehicular 2019 en 17%, lo que fue interpretado por los militantes denunciantes como una violación a los documentos básicos de Morena, que comprometen a no aumentar impuestos.

Los legisladores denunciados arguyeron que la apreciación es incorrecta porque el refrendo es un derecho y no un impuesto, y justificaron que la medida tenía por objeto aminorar el impacto del subsidio a la tenencia vehicular en las finanzas públicas estatales, lo que a su vez allegaría mayores recursos a los municipios.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD