lunes, enero 20, 2020

Los trabajos violan cuatro amparos promovidos por comuneros de Ocoyoacac.

A pesar de existir cuatro amparos que ordenan la suspensión definitiva de las obras del tren interurbano México-Toluca, elementos de las policías federal y estatal llegaron la mañana de este jueves a la comunidad de Coapanoaya en el municipio de Ocoyoacac.

Manuel Hernández, presidente de Bienes Comunales, informó que varias patrullas con elementos federales se instalaron a lo largo de la obra, medio kilómetro antes de Coapanoaya y sobre el trazo suspendido.Son más de cien, entre patrullas, camionetas, autobuses y maquinaria con la leyenda Geo Car, custodiada por elementos policiacos, personal operativo de la SCT”.

Este operativo y los trabajos, señaló, violan cuatro amparos promovidos por los afectados, en los que se ordena la suspensión definitiva de la obra. De esos amparos, subrayó, el 387/2007 es el más antiguo, y concedió la suspensión desde hace ocho años, incluso antes de que iniciara la construcción en la zona. En conjunto, tales amparos suspenden las obras a lo largo de casi seis kilómetros.

Mientras los elementos policiacos se apostaban esa zona de Ocoyoacac, el gobierno del estado de México emitió un boletín en el que anunció un taller de planeación participativa para el desarrollo territorial del corredor del Tren Interurbano México-Toluca.

“En la Facultad de Planeación Urbana y Regional de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), la Directora General de Planeación Urbana, Nina Carolina Izábal Martínez, explicó que los seis municipios por los que pasará este Tren Interurbano son Zinacantepec, Toluca, Metepec, San Mateo Atenco, Lerma y Ocoyoacac, por lo que, señaló, es importante trabajar de manera coordinada con las autoridades municipales y especialistas en el tema”.

Por su parte, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció el reinicio de los trabajos entre el municipio de Ocoyoacac, en el Estado de México, y Santa Fe, en la Ciudad de México.

Por su parte, Manuel Hernández, presidente de Bienes Comunales aclaró que los comuneros no están en contra de la obra, sino de las afectaciones a sus acuíferos y la contaminación de sus parajes, pues se utilizaron terrenos no considerados en el trazo original con obras de interconexión de Teléfonos de México (Telmex), Comisión Federal de Electricidad (CFE), Petróleos Mexicanos (Pemex) y SCT.

También se pidió la indemnización por las tierras que no estaban en el trazo y de todas formas se utilizaron. Se estima que suman 36 mil 600 metros cuadrados.

Este medio día, una comisión de comuneros se reunió con Jesús Ramírez, vocero de la Presidencia de la República, quien sólo se comprometió a investigar los hechos. Mientras tanto, otro grupo de campesinos se mantiene pendiente de los trabajos, con el objetivo de verificar que no se violenten los amparos.

La SCT informó que el tren, cuya construcción generará 17 mil 500 empleos directos y 35 mil indirectos, tendrá la capacidad para atender a 230 mil usuarios al día. Asimismo la obra de 58 kilómetros de extensión será una alternativa de transporte rápido y eficaz a los usuarios que viajen entre las dos ciudades.

Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la obra, tendrá dos terminales y cuatro estaciones intermedia y tendrá un costo de 73 mil millones de pesos. La obra en su conjunto operará con 30 trenes eléctricos con cinco carros cada uno. La velocidad máxima a la que operará será de 160 kilómetros por hora, con una velocidad promedio de 90 kilómetros por hora.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE

Publicaciones Recientes