Pretenden salvaguardar la integridad de la comunidad universitaria, las instalaciones y el patrimonio universidad.

A partir del 10 de enero de este año, quedaron restringidas las entradas a recintos de la Universidad Autónoma del estado de México (UAEMex) de acuerdo a la circular No. 2, dirigida a los integrantes del gabinete universitario, directores y directoras de área de la administración central.

En el mencionado documento, sin rúbrica, en el que aparece como emisora de la circular la maestra en Comunicación, Jannet S. Valero Vilchis, secretaria de Rectoría, se dan a conocer las nuevas medidas para el ingreso al edificio histórico de Rectoría y el edificio administrativo “con la finalidad de salvaguardar la integridad de la comunidad universitaria, las instalaciones y el patrimonio de la Universidad Autónoma del estado de México”.Son tres las nuevas disposiciones:

-Quedan prohibidas todas las visitas cuyo objetivo sea tratar asuntos personales.

-Cada visitantes deberá registrarse en el módulo de recepción indicando el lugar de visita, la persona (s) con las que se entrevistará y el motivo. Dicha información se verificará con el área correspondiente para que, en su caso, se autorice el ingreso.

-En caso de que personal de la UAEM, solicite alimentos, los proveedores de éstos no podrán ingresar, por lo que la persona que realizó el encargo deberá recogerlo fuera de las instalaciones.

Y finalmente considera que “aquellos casos y trámites que por su naturaleza requieran de un protocolo diferente, se revisarán directamente con el área o áreas correspondientes”.

De acuerdo a los conductores de Espacio Universitario, Augusto López y Fermín Carreño estas medidas más que tener un carácter preventivo, parecieran ser una forma de protección en contra de algún tipo de manifestación como la presentada un día después del feminicidio de la profesora de Danza Sonia Pérez Rodea, cuando el 11 de diciembre del 2019, estudiantes universitarios, algunos con capucha, ingresaron a la fuerza a instalaciones de Rectoría y realizaron pintas en su interior, solicitando la renuncia del rector Alfredo Barrera Baca.

“Pareciera algo intrascendente, pero en una universidad que se presume garante de la libertad de expresión y de los derechos humanos, esto podría tomarse como un atentado a la libertad de prensa”, coincidieron los conductores.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE