La tendencia en homicidios y en incidencia delictiva se está revirtiendo.

El problema de la inseguridad no está del todo resuelto, sin embargo, ya está en marcha la política para atender sus causas, con fomento al crecimiento económico, trabajo, bienestar, perseverancia y coordinación, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario afirmó que este gobierno no recurrirá a los operativos como estrategia para acabar con la violencia y la incidencia delictiva.

“Ya no se está siguiendo la misma estrategia, una estrategia equivocada. ¿Qué hacían? Operativos, cárceles, queriendo enfrentar la violencia con la violencia.

Ahora estamos atendiendo a la gente, a la gente humilde, a la gente pobre, para que, sobre todo los jóvenes, no se vean obligados a tomar el camino de las conductas antisociales”, subrayó.

Acompañado de integrantes del Gabinete de Seguridad, el jefe del Ejecutivo sostuvo que a casi cinco meses del gobierno no está resuelto el problema de la inseguridad debido a que se heredaron altos índices de homicidios y desapariciones de los sexenios anteriores.

No obstante “hemos mantenido los niveles que existían anteriormente o se revirtió la tendencia que traíamos sobre el delito de homicidios. Pero vamos poco a poco y mi compromiso es que van a bajar los homicidios”.

Agregó que al igual que logró reducir la incidencia delictiva cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México, también lo hará como presidente de la República.

Related Article