viernes, diciembre 9, 2022
Se adhiere pueblo Nahua a consulta para la Ley de Educación

El diputado Rigoberto Vargas se pronunció por un modelo que incluya a pueblos originarios y garantice el ejercicio de sus derechos.

En el ámbito de la enseñanza a integrantes de pueblos indígenas, la nueva Ley de Educación del Estado de México debe apoyarse en una docencia que cuente con los recursos económicos, profesionales y didácticos indispensables para un aprendizaje efectivo, así como escuelas con infraestructura y servicios acordes a un modelo incluyente, sostuvo el diputado Rigoberto Vargas Cervantes.

En un encuentro con personas del pueblo Nahua de Texcoco a quienes presentaron la convocatoria a consulta pública para la elaboración de la nueva Ley de Educación con perspectiva pluricultural y pluriétnica del Estado de México, el legislador Vargas Cervantes agregó que también debe considerar apoyos económicos y materiales al estudiantado, abarcar todos los niveles, desde la educación inicial a la superior, y promover el acceso en condiciones de igualdad.

En la escuela primaria Benito Juárez de San Miguel Tlaixpan, ante personal docente y administrativo, estudiantado, madres y padres de familia y representantes de este pueblo originario, el legislador Rigoberto Vargas, integrante de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, que convoca a este Parlamento Abierto, se pronunció por la enseñanza de las lenguas maternas en todos los niveles y por un modelo que garantice el ejercicio de sus derechos.

De acuerdo con la convocatoria, a la que dio lectura Juan Salgado Bautista, profesor indígena y representante de la Alianza de los Originarios, Ancestrales y Tribales de Aridoamérica y Mesoamérica, se informó que se consideran seis consultas a los cinco pueblos originarios reconocidos constitucionalmente: Mazahua, Otomí, Matlatzinca, Tlahuica y Nahua, los cuales inician el 4 de julio y culminan el 15 del mismo mes. Para la comunidad Nahua serán dos consultas, una en Tenango del Valle el 6 de julio y otra en Texcoco el 7 de julio.

Personas de este pueblo aceptaron el llamado a debatir, dialogar y exponer ideas, opiniones, comentarios y propuestas para hacer realidad una ley educativa con perspectiva pluricultural y pluriétnica que descanse en los principios de progresividad y solicitaron que las propuestas tengan carácter vinculante, que la ley consigne que la educación indígena no la imparta el estado, sino los propios pueblos indígenas, para lo que deben contar con un consejo autónomo con presupuesto y reconocimiento de los otros pueblos originarios cuyo tronco común son los chichimecas.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: