martes, abril 13, 2021
Se agrava deserción escolar por la pandemia

Informa REDIM que 5.2 millones de personas de entre 3 y 29 años, no se inscribieron al ciclo escolar 2020-2021.

El pasado 23 de Marzo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó los resultados de la Encuesta para la Medición del Impacto Covid-19 en la Educación (ECOVID-ED) 2020, para conocer el efecto por la cancelación provisional de clases presenciales en las instituciones educativas de México, a causa de la pandemia por la COVID-19. Si bien, el fenómeno de la deserción escolar está presente cada año, el ejercicio distinguió la relación de la deserción escolar y los efectos adversos de la pandemia.

La ECOVID-ED arroja que 5.2 millones de personas entre 3 y 29 años no están inscritas en el ciclo escolar vigente (2020-2021); por motivos específicos como: la perdida de contacto con maestras/maestros, alguien de la vivienda se quedó sin trabajo o redujeron sus ingresos, la escuela cerró definitivamente y carecía de dispositivos tecnológicos o conexión a internet.

En México, el ciclo escolar 2020-2021 dio inició el 24 de Agosto de 2020, sin condiciones para hacerlo de forma presencial y con adaptaciones de instituciones educativas públicas y privadas, utilizando las Tecnologías de la información y Comunicación (TIC) como herramientas indispensables para lograr la comunicación; la herramienta digital más utilizada por el alumnado fue el teléfono inteligente con 65.7%, le siguió la computadora portátil con 18.2%; destacando que la mayoría de los estudiantes en diferentes grados académicos compartió su dispositivo con otro miembro del hogar.

Según el informe “Covid-19 y cierre de escuelas. Un año de la interrupción de la educación”, elaborado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el promedio de días que las escuelas han permanecido cerradas en América Latina y el Caribe es de 158 días; México ha suspendido clases presenciales más de 180 días, la estimación global es de 95 días; por lo tanto urge al regreso de las clases presenciales, en las regiones donde los contagios por Covid-19 hayan disminuido, de lo contrario, advierte que aumentarán las brechas y desigualdades ya existentes, en materia educativa.

Según las cifras presentadas por el INEGI, más de la mitad de los estudiantes tiene mucha disponibilidad para asistir a clases presenciales; el grupo de 13 a 18 años es el de mayor disponibilidad con 64.1%.

Por su parte, autoridades educativas en México han señalado que el regreso a clases dependerá de tres condiciones: el semáforo epidemiológico, disponibilidad de vacunas para el personal educativo y que el regreso a la actividad presencial se realice de forma voluntaria, lo que decidirán, en conjunto, madres, padres de familia y autoridades estatales.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: