sábado, julio 13, 2024
Se debe avanzar en certificación de habilidades blandas: Concaem

Llama Concaem a fortalecer la alianza de capacitación, productividad y responsabilidad social.

El sector empresarial mexiquense realiza esfuerzos por mejorar los ingresos y la protección de sus colaboradores y colaboradoras; sin embargo, aún persiste una deuda histórica que requiere recursos económicos y -en un ejercicio de corresponsabilidad- capacitación permanente para incrementar la productividad y generar beneficios para quienes trabajan en el sector productivo privado.

Así lo expresó, Gilberto Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem), quién añadió que es indispensable generar un equilibrio entre el valor de las y los trabajadores, así como sus condiciones de ingreso y protección que reciben, lo que se logrará incrementando la eficiencia del sector.

Al exponer el panorama del Estado de México, explicó que 18.22 millones de mexiquenses viven sin un “trabajo digno”, que se refiere a las condiciones básicas para su desempeño laboral, además de que carecen de prestaciones sociales, un salario que les garantice estabilidad y desarrollo económico o incluso un contrato que les dé tranquilidad en su permanencia laboral.

 “Ese salario digno no llega en razón de que las y los colaboradores no cuentan con las habilidades suficientes para ser mucho más eficientes en su empleo y generar valor agregado a lo que realizan. Por ello, la apuesta debe ser la especialización en lo técnico y la generación de habilidades blandas que permitan aumentar la rentabilidad de las unidades económicas”.

Sauza Martínez precisó que una alianza entre autoridades y empresas socialmente responsables, permitiría un círculo de valor en torno a la generación de nuevas fuentes de empleo que sean de mayor calidad para la población. Para ello, añadió, se requieren políticas públicas que, desde el ámbito gubernamental, fortalezcan las competencias (habilidades, conocimientos y actitudes) de quienes forman parte de la fuerza productiva de la entidad.

De acuerdo con el reporte del Observatorio de Trabajo Digno de la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, el Estado de México presenta áreas de oportunidad  en lo que respecta a sus colaboradoras y colaboradores, ya que  viven sin seguridad social, el 60.4 % del total; en subocupación, el 7 %; con una jornada excesiva de trabajo, el 32.9 % y sin prestaciones sociales, el 39.2 %. En todo el país, esas condiciones impactan en 66 millones de personas, quienes de manera habitual enfrentan una situación que no garantiza su pleno desarrollo.

Con respecto al salario insuficiente, la organización estipula que el salario mínimo general debe alcanzar para la compra de dos canastas básicas.

Por ello, Sauza Martínez recordó que de manera progresiva debe avanzarse en la certificación de habilidades a través del CONOCER, que ha sentado un camino que hoy se afianza en la nuevas generaciones de jóvenes incorporándose a la vida productiva y en esquemas de empresas socialmente responsables.

Notas Relacionadas