viernes, julio 1, 2022
Se debe mantener Escuelas de Tiempo Completo

Mil 360 escuelas que funcionaban bajo el esquema federal, recibían cerca de 900 millones de pesos para operar: Abraham Saroné

Ante los retos que representa el rezago educativo y la deserción escolar en educación básica en el Estado de México, frente al retorno definitivo a las aulas tras la pandemia, se propone la continuidad del programa de Escuelas de Tiempo Completo, con un presupuesto reorientado en la entidad con el principio de austeridad, para favorecer el derecho a la educación con inclusión y accesibilidad, afirmó el diputado local de Morena, Abraham Saroné Campos.

El legislador presentó a nombre del Grupo Parlamentario de Morena, la Iniciativa con Proyecto de Decreto para reformar la fracción XIX del artículo 27 de la Ley de Educación del Estado de México, a efecto de atender y mantener las Escuelas de Tiempo Completo en la entidad, ya que se trata de 279 mil alumnos mexiquenses beneficiados por el programa y mil 360 escuelas que funcionaban bajo el esquema federal, en apoyo de madres trabajadoras, y los planteles recibían cerca de 900 millones de pesos para operar, brindar alimentación y educación a menores de edad.

Advirtió, de no atenderse la deserción y el rezago educativo en el Estado de México habrá en corto plazo graves implicaciones de incremento a la pobreza que hoy es de un 40 por ciento en pobreza moderada y del 8.2 por ciento en pobreza extrema, y cuyas cifras aumentarán de manera alarmante, la inseguridad y desempleo.

Una de las estrategias, que propone Morena, es la continuidad del programa de Escuelas de Tiempo Completo, con un presupuesto reorientado en la entidad con el principio de austeridad, las medidas en la equidad están dirigidas de manera prioritaria para grupos que enfrentan situaciones de vulnerabilidad. Explicó que se puede sustentar en el Plan de Desarrollo estatal, que marca el impulso a la ampliación de guarderías y escuelas de tiempo completo.

El decreto consiste en establecer, de forma gradual, progresiva y conforme a la suficiencia presupuestal, escuelas de tiempo completo, con jornadas de entre 6 y 8 horas diarias, y la operatividad y lineamientos de estas escuelas estará determinado por la emisión anual de las reglas de operación del programa, mismas que deberán emitirse en atención a su disponibilidad presupuestal.

En tribuna, Abraham Saroné apuntó que es evidente el incremento presupuestal impulsado desde la LXI Legislatura en un esfuerzo por atender las necesidades educativas en la entidad, tan solo el Presupuesto de Egresos para el Ejercicio Fiscal del año 2021 para la Secretaría de Educación se aprobaron 46 mil 857 millones 634 mil 013 pesos y para el 2022 se incrementó a 57 mil 173 millones 425 mil 717 pesos.

El diputado señaló “se advierte la histórica preocupación sobre la situación del rezago educativo en el Estado de México con una población mexiquense de 2 millones 409 mil 219, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la entidad se posiciona en el primer lugar respecto a la presente problemática”.

Al recordar que el programa de Escuelas de Tiempo Completo fue creado en 2007, para reforzar y mejorar la calidad de la educación en el nivel básico, señaló que la titular de la Secretaría de Educación Pública verificó que la mayoría de las escuelas no cuentan con las instalaciones básicas, detectó deficiencias en el servicio de agua, infraestructura sanitaria, aulas, entre otras necesidades; condiciones que se reclamaban durante la pandemia por SARS-CoV-2, con el objeto de contar con espacios dignos al momento de regresar a clases y a través de la Escuela es Nuestra, atiende las deficiencias el gobierno federal.

Reveló que desde el inicio del presente ciclo escolar se ha tenido una deserción escolar en educación básica de 270 mil alumnos en México (97 mil de primaria y 173 mil de secundaria), de los cuales 196 mil 200 alumnos pertenecen al Estado de México, es decir, 70 por ciento de la cifra total nacional, principalmente por la pandemia, porque desarrolló la pérdida de contacto con los maestros, la disminución de ingresos en el hogar, la carencia de dispositivos de comunicación y conexión a internet, así como la dificultad de aprender a distancia, cuando aún las escuelas no estaban en condiciones de regresar.

Enfatizó, de no tomar medidas contundentes al volver a las escuelas, las pérdidas de aprendizajes ponen en riesgo el futuro de una generación completa de estudiantes, por ello el regreso a clases seguro para recuperar las habilidades de los jóvenes debe ser el objetivo central de la respuesta educativa a la pandemia para evitar que rezagos se vuelvan permanentes, porque de acuerdo a estimaciones del Banco Mundial, la pandemia causó en México un rezago que equivale a dos años de escolaridad.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: