miércoles, mayo 18, 2022
Semi-esclavitud y tortura prevalece en penales del Edomex

Directivos de cárceles mexiquenses niegan atención médica a internos y permiten tratos crueles e inhumanos: PIDH

A pesar de los exhortos legislativos y de exigencias de organismos defensores de los derechos de Personas Privadas de la Libertad (PPL), la negligencia, la apatía y la irresponsabilidad continúan prevaleciendo en las administraciones de los penales del estado de México.

Apenas la semana pasada Presunción de Inocencia y Derechos Humanos (PIDH) AC denunció la muerte de Ricardo Zárate Rodríguez, aparentemente consecuencia de una riña en el penal de Chiconautla, así como la situación de un interno que fue trasladado al hospital “La Perla” de Nezahualcóyotl inconsciente y al  borde de la muerte al parecer por negligencia médica, y ahora se suma un caso más con un PPL al que tendrán que amputarle una pierna.

En este sentido, PIDH una vez más hace pública la denuncia sobre la situación que priva al interior de los penales:

Miente el secretario Martínez Celis, desde la llegada del Director General de Prevención y Reinserción Social del Estado de México, Jaime Echartea Mojica y del Subsecretario de Control Penitenciario, Manuel Palma Rangel, la corrupción, las relaciones de semi-esclavitud, la tortura y los tratos crueles e inhumanos, es decir los delitos de lesa humanidad se institucionalizaron.

Está gran red de corrupción en los penales y principalmente los delitos de lesa humanidad son ordenados por la máximas autoridades penitenciarias, apoyados por una red de directores de penales corruptos quienes obtienen millones de pesos a través de estas conductas delictivas.

La red de directores de los penales del Estado de México es la principal estructura de corrupción y violación a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, estos directores corruptos llevan más de 20 años delinquiendo y actuando impunemente cómo es el caso del Director del Penal de Chalco, Dalmacio Tapia Becerril.

Tapia Becerril es un torturador en potencia y permite que se comentan graves actos de tortura en contra de los internos del penal de Chalco, así sucedió con el Interno Manuel Martínez Hermenegildo quien ingresó al penal de Chalco el pasado 8 de marzo del presente año.

Manuel Martínez Hermenegildo fue brutalmente torturado y golpeado sin piedad por los chicos y aliados del Dalmacio Tapia Becerril y de la gravedad por la golpiza fue llevado al hospital central de Chalco en, donde, el día de hoy, le hicieron saber a su familiar Blanca Estela Martínez Hermenegildo que a su PPL como resultado de la brutal golpiza le amputarán una pierna.

La ofendida Blanca Estela Martínez Hermenegildo, narra cómo sin darle ningún diagnóstico médico y sin explicarle porque su PPL se encuentra grave en el hospital, le obligan a que firme la autorización para realizar la amputación de la pierna, y que después de que lo vio constató la gravedad en la que encontró a Manuel Martínez Hermenegildo.

Las autoridades penitenciarias son los principales responsables de que se cometan estas conductas delictivas, operadas y materializadas por las y los corruptas y corruptos directos de los penales del Estado de México.

Como es el caso de Dalmacio Tapia Becerril, Tapia Becerril y el resto de los directores de los penales del Estado de México no cuenta con la certificación constitucional, concretamente no han acreditado los exámenes de control de confianza.

OTRA MUERTE POR NEGLIGENCIA

Cabe destacar que también la semana pasada, Fabiola Vite Torres, coordinadora del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero dio a conocer la muerte de Noemí Calderón en el penal de Barrientos, también presuntamente por negligencia médica, pues a pesar de que requería atención especializada desde hace varios meses, las autoridades del centro penitenciario se negaron a proporcionarle la atención requerida.

La muerte de la mujer ocurrió en el dormitorio 6 del penal refieren los familiares, por un cuadro de colecistitis crónica, alitiásica, litiasis renal bilateral y enfermedad inflamatoria intestinal difusa.

Para la Secretaría de Seguridad, la muerte de Noemí fue resultado de un posible paro cardiorespiratorio.

En el segundo informe del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, sobre la situación carcelaria en el Estado de México, violaciones a los derechos humanos de los internos y las visitas, se dio a conocer que el 84 por ciento de la población carcelaria no cuenta con servicios médicos y el 83% de los familiares de personas presas han sido extorsionados en las visitas. Además, las y los familiares de internos e internas pagan a los custodios hasta mil 250 pesos cada vez que acuden a visita a los centros de reclusión.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: