Los hábitos de consumo actuales provocan la generación de grandes cantidades de deshechos.

La Comisión de Protección Ambiental y Cambio Climático de la 60 Legislatura aprobó el punto de acuerdo mediante el cual se solicita a la Junta de Coordinación Política que instruya a las instancias administrativas correspondientes para que, en un plazo no mayor a tres meses, instrumente los mecanismos necesarios para que en todas las instalaciones del Poder Legislativo se separen adecuadamente los residuos que en ellas se generen.

El punto de acuerdo fue presentado por la diputada Julieta Villalpando Riquelme, coordinadora del PES en nombre de esta fracción parlamentaria, con el propósito de lograr una separación adecuada de residuos y fomentar la cultura del reciclaje.

La legisladora María de Lourdes Garay Casillas (PES), presidenta de la Comisión, aseguró que esta medida representa el primer paso de muchos que deben darse para reformar una cultura medioambiental para poner fin, desde su origen, al alto desecho de materiales contaminantes, así como evitar la compra innecesaria de agua embotellada y de refrescos y de material de cafetería.

Detalló que los hábitos de consumo actuales provocan la generación de grandes cantidades de deshechos de corta duración en su uso, pero no en su degradación, por lo que precisó que el Poder Legislativo debe de poner el ejemplo y demostrar que “la unión de las voluntades y de los colores pueden cambiar al mundo”.

Al dar lectura al dictamen emitido por esta Comisión, la legisladora María Luisa Mendoza Mondragón, de la bancada del PVEM, aseguró que los integrantes de este órgano parlamentario consideran necesario incorporar esta acción y advirtió que mientras la población creció 3.3 veces en los últimos años, la cantidad de basura aumentó 9.5 veces, y que en la entidad mexiquense se compone principalmente de materia orgánica (50%) y de papel y cartón (20%), según datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Subrayó que el Código para la Biodiversidad del Estado de México señala la obligación de los habitantes, empresas, establecimientos mercantiles, instituciones públicas y privadas, dependencias gubernamentales y de todo generador de residuos urbanos y de manejo especial que sean entregados a los servicios de limpia de separarlos desde la fuente con el fin de facilitar su disposición adecuada.

Por lo anterior, habló de la trascendencia de separar los residuos, ya que esto permite utilizar y aprovechar los recursos y fortalecer la sustentabilidad y la conciencia de la población para evitar problemas futuros graves al ambiente”.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD