La basura es un serio problema de salud pública: De Ávila Rueda.

Luis Eduardo de Ávila Rueda, ingeniero experto en la habilitación de rellenos sanitarios de cuarta generación, consideró que en México ningún secretario de Estado, ni mucho menos estatal, ha querido abordar el tema de la disposición final de los desechos por el gran desconocimiento que hay en esta área de aprovechamiento.

Explicó que hay tres agendas que atender en materia ambiental y que define en tres colores, la verde tiene que ver con todo lo forestal, la azul con lo relativo a los mares y la gris que los son residuos que todos generamos, y “a ningún funcionario le gusta salir en la foto con la basura a un lado, aunque la mala disposición de la basura es la causante de las constantes enfermedades gastrointestinales”.

Es por ello que la Secretaría de Salud debería ser la encargada de esta área de manera transversal, mucho más que la Secretaría de Medio Ambiente porque ya es un problema de salud pública “de hecho se podría crear la Comisión Nacional de residuos, bajo el sistema en el que opera la Comisión Nacional del Agua”, dijo.

En el caso del estado de México no existe por el momento ningún relleno sanitario que cumpla con lo que dicta la Ley General para la Prevención y Control de Residuos, pues “el que funcionaba en Tlalnepantla ya se volvió tiradero y en Atlacomulco se está trabajando para recuperar el biodigestor”.

Explicó que el gran problema radica en el momento en que termina un trienio y llega un nuevo alcalde que, apegado a la autonomía que determina el artículo 115 constitucional, decide no dar continuidad al trabajo que se venía realizando en cualquier vector como sucedió en Tlalnepantla, así que “mientras no cambie la legislación y no se finquen responsabilidades a la persona y no al puesto que detenta, entonces jamás habrá culpables del daño a la salud pública, debe haber una responsabilidad penal”, consideró.

Un relleno sanitario de cuarta generación, explicó, es aquel en el que no sólo se lleva un estricto control de la basura con la colocación de una geomembrana y demás especificaciones técnicas que dicta la Ley General para la Prevención y Control de Residuos, sino que es un proyecto integral de beneficio en general.

Se habilita un parque-relleno ecológico con invernaderos, jardines, lagos artificiales, zona de composta, un espacio de arte reciclado, donde los artistas exponen sus obras; “todo proviene de los desechos, no desprende olores ni están los montones de basura, hay tecnología de punta en la actualidad y además se evitan los cinturones de pobreza que se generan alrededor de los tiraderos al aire libre, es decir, podemos transformar estos sitios de disposición final de la basura en lugares amigables”, puntualizó.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD