lunes, enero 24, 2022
Tres playas de Acapulco no son aptas para recreación

Las playas Hornos, Tlacopanocha y Suave, en Acapulco, Guerrero, y la playa Sayulita, en Bahía de Banderas, Nayarit, rebasaron los límites establecidos, por lo cual da lugar a considerarse como playa no apta para uso recreativo.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), ha actualizado los resultados del programa Playas Limpias 2021, el cual indica que, a la fecha, 98.5 por ciento de las playas del país pueden ser clasificadas como aptas, ya que cumplen los niveles de seguridad de enterococos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para este periodo, autoridades estatales de Salud y la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública, en coordinación con esta comisión, analizaron muestras de agua de mar de 270 playas en destinos turísticos de los 17 estados costeros con el propósito de determinar si representan o no un riesgo para la salud.

Los resultados indicaron que 265 de estas playas son aptas para uso recreativo, ya que cumplen el requisito de tener 200 o menos enterococos por 100 mililitros de agua.

Las playas Hornos, Tlacopanocha y Suave, en Acapulco, Guerrero, y la playa Sayulita, en Bahía de Banderas, Nayarit, rebasaron los límites establecidos, por lo cual da lugar a considerarse como playa no apta para uso recreativo.

Playa Hermosa, en Ensenada, Baja California, se encuentra señalizada como no apta por las autoridades estatales y municipales debido al riesgo a la salud que representan las constantes descargas de aguas residuales en el lugar.

Este nivel de consideración de playas aptas y no aptas, utilizado por las instituciones para establecer si una playa implica o no un riesgo sanitario, se constituye de conformidad con los lineamientos de la OMS, que es de 200 enterococos por 100 mililitros de agua, y se realiza siguiendo el manual operativo para el monitoreo de agua de contacto primario en el agua de mar de playas y cuerpos de agua dulce.

La actualización permite monitorear la bacteria Enterococcus faecalis para valorar las condiciones sanitarias del agua de mar, toda vez que ésta es resistente a condiciones adversas y por sus características puede desarrollarse en un ambiente con 6.5 por ciento de cloruro de sodio, potencial de hidrógeno (pH) de 9.6 y entre 10 y 45 grados centígrados.

La calidad de agua en los centros turísticos es un factor primordial para garantizar la protección de la salud de visitantes que entren en contacto, por lo que la autoridad sanitaria realiza estas pruebas desde 2003 con un enfoque preventivo.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: