miércoles, diciembre 2, 2020
Urge regulación del cannabis

Los senadores “si no nos hacen caso, nos van a ver; y si no nos ven, nos van a oler”: Leopoldo Rivera

El retraso en la aprobación de lo que será la Ley Federal para la Regulación del Cannabis coloca a México en una condición de desventaja frente a las empresas extranjeras para el cultivo, manejo, producción y venta de la marihuana en sus diferentes vertientes, consideró Leopoldo Rivera Rivera, editor de la revista Cáñamo y uno de los principales promotores de la legalización.

“California nos lleva como 20 años de ventaja y en México apenas se pretenden establecer las calidades mínimas para entrar en un proceso de aprendizaje, de mejora de producción, de buenas prácticas y no hay piso parejo; nos ponen en una desventaja económica muy difícil de remontar”.

En el Senado se analiza y debate el dictamen por el que se expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis que conlleva reformas y adiciones diversas a las disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal.

Entre las modificaciones propuestas por las y los senadores de las Comisiones dictaminadoras destaca que la Secretaría de Gobernación ya no será quien se encargue de delimitar las políticas en la materia, sino que será la Secretaría de Salud, quien ejercerá la rectoría sobre la cadena productiva del cannabis y sus derivados, y su consumo.

Asimismo, cambia el nombre de Ley para la Regulación del Cannabis a Ley Federal Para la Regulación del Cannabis. También, se eliminan de dicho ordenamiento jurídico todo lo relacionado al uso medicinal, así como el industrial del cáñamo, es decir, se limitan sus facultades al uso adulto.

En este sentido, Rivera Rivera consideró que aunque los cambios en la iniciativa han representado muchos pretextos para retrasar el debate sobre la legalización, también es una oportunidad para que los consumidores no sean señalados, salvo aquellos que serán penalizados por portar cantidades que rebasen los 28 gramos.

El borrador del dictamen dice que “en aquellos casos en los que una persona esté en posesión de más de 28 y hasta 200 gramos de cannabis psicoactivo, sin las autorizaciones a que se refiere esta Ley y la Ley General de Salud, será remitido a la autoridad administrativa competente, de conformidad con lo que establezca la Ley de Cultura Cívica en la Ciudad de México o su homóloga en las entidades federativas, sin perjuicio de su denominación y se le impondrá una multa que va de 60 hasta 120 veces el valor diario de la UMA, siempre y cuando no se actualice la figura de delincuencia organizada”.

QUIÉN VIGILARÁ LA APLICACIÓN DE LAS NUEVAS DISPOSICIONES

El organismo encargado de hacer cumplir esta Ley será el Instituto Mexicano para la Regulación y el Control del Cannabis, el cual estará integrado por la Dirección General, cuya persona titular será nombrada y removida libremente por el titular de la Secretaría de Salud; y el Consejo Directivo, integrado por los secretarios y secretarias de Salud, quien lo presidirá; de Gobernación; de Hacienda; de Relaciones Exteriores; de Educación Pública; de Agricultura y Desarrollo Rural; y de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Aunque el dictamen prevé la creación de un Instituto, lo cierto es que es un punto muy ambiguo, considera Leopoldo Rivera, pues “no existe presupuesto ni una correcta planeación de este organismo”.

Asimismo, considera que deben replantearse algunos términos empleados en la iniciativa como “droga”, “narcótico”, “psicotrópico” o “estupefaciente”, con el fin de aclarar la naturalidad de esta planta.

El editor de “Cáñamo” recordó que, en torno a la despenalización del consumo de Cannabis, son 100 años de lucha, “100 años de prohibición y miles de muertos, gastos impresionantes, una situación de violencia hacia los usuarios que no ha llevado a nada. Entonces basta de 100 años de experimentos fallidos”.

En su opinión, existe una escasa voluntad de avanzar en el tema y aunque existen diferentes movilizaciones para reclamar este derecho, la actitud de los senadores provoca desesperanza. “Solo hace falta esperar que la justicia se haga ley, que así lo entiendan los senadores y reconozcan nuestros derechos.”

Dijo que las movilizaciones y plantones como los que se mantienen afuera del Senado continuarán en todo el país, porque “si no nos hacen caso, nos van a ver; y si no nos ven, nos van a oler”.

Notas Relacionadas

Publicidad

2do Informe de Gobierno Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: