miércoles, julio 28, 2021
Urgen acciones para revertir crisis del agua potable

El calentamiento global provocará una disminución de 20% en los recursos hídricos.

Ante la amenaza de una crisis mundial por la escasez del agua potable que pueda afectar a las futuras generaciones debido al cambio climático, el Congreso local respaldó el pronunciamiento del diputado Juan Jaffet Millán Márquez de crear políticas públicas, adherirse a programas y adoptar estrategias que contribuyan a proteger el recurso hídrico.

En un pronunciamiento realizado con motivo del Día Mundial del Agua, y ante la actual temporada de estiaje, el diputado Millán Márquez señaló que el aumento de la población, el cambio de uso del suelo, la extracción acelerada de aguas subterráneas y la pérdida de biodiversidad nos enfrentan a un grave problema.

Por ello, llamó a la reflexión y actuar para preservar este recurso natural ante el cambio climático, que es el principal reto que enfrenta la humanidad para su supervivencia, por lo cual llamó a las y los legisladores, así como a la ciudadanía a reflexionar sobre este tema y actuar en consecuencia para preservar el agua.

En sesión presidida por el legislador Adrián Manuel Galicia Salceda (Morena), el diputado Millán expresó que el impacto del cambio climático se manifiesta de diferentes formas y añadió que en el último decenio las inundaciones, tormentas, olas de calor, sequías e incendios forestales arrasan y contaminan suministros enteros de agua, lo cual afecta los ecosistemas de agua dulce y en consecuencia su consumo humano, con lo que se propagan enfermedades y se agrava la pobreza.

El legislador compartió que por cada grado más de calentamiento global se estima que un 7% de la población estará expuesta a una disminución de al menos 20% de los recursos hídricos renovables, además de que se estima que en este siglo la temperatura aumentará al menos tres grados centígrados más, lo cual derivará en desastres naturales y escasez de agua.

El legislador señaló también que el impacto del cambio climático se manifiesta en el deshielo que afecta las zonas costeras y la liberación de microorganismos que llevan millones de años congelados y que pueden traer grandes consecuencias a la salud de la población, entre otras consecuencias, con lo cual, el acceso al agua potable y al saneamiento adecuado serán cada vez más complicadas para algunas zonas.

Cabe señalar que se prevé que el 2021 sea un año de sequía, lo cual afectará la cantidad de agua que podrá utilizarse tanto para uso agrícola como para abasto poblacional, por lo cual es importante evitar su desperdicio en esta temporada de estiaje, mientras que la Organización de las Naciones Unidas llama a cuidar este líquido especialmente en este momento que el lavado de manos es indispensable para evitar contagios de covid-19.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: