Verificarán que el producto aviar no contenga hormonas y cumpla con los estándares de calidad.

El Senado de la República exhortó a la Secretaría de Economía a realizar un estudio sobre la pertinencia de continuar o no con el Acuerdo por el que se da a conocer el Cupo para importar, con Arancel-Cupo Establecido, Carne de Pollo, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 16 de mayo de 2013 y cuyo vencimiento aconteció el 31 de diciembre de 2019, así como sus las posibles afectaciones a la economía nacional y familiar.

De la misma forma, llamó al Poder Ejecutivo para que a través de dicha Secretaría y dependencias en la esfera de su competencia, abonen al fomento y desarrollo del sector avícola, para alcanzar la autosuficiencia en materia de carne de pollo y sus derivados, así como, verificar que lo que se importe no contenga hormonas y cumpla con los estándares de calidad.

De acuerdo con lo expuesto en el dictamen, se pretende evitar un desabasto de este producto, por lo que resulta conveniente mantener abiertas las opciones de suministro.

El senador José Narro Céspedes, del Grupo Parlamentario de Morena, dijo que desde principios de los años 90 se privilegió el tema de las exportaciones y se desmanteló el esquema de apoyo al campo para darle curso al TLCAN. También destacó que el pollo tuvo cupos cuando se presentó la emergencia de la fiebre aviar, con una duración de seis años, pero que benefició a los productores de Estados Unidos y Brasil, afectando a nuestro país.

Agregó que la producción de pollo nacional crece cada año cerca de 3 por ciento y pudiera llegar a 7 por ciento, por lo que, es necesario crear una política que proteja a los productores y no los lleve a una competencia desleal.

De la misma bancada, el senador Alejandro Armenta Mier, destacó que el sector primario en México representa 3 por ciento, lo que calificó como vergonzoso ante el potencial hídrico, mano de obra y recursos naturales con que cuenta el país, y también resultado de la apuesta por la importación de productos, eliminando la potencialidad del mercado interno.

Agregó que México produce de 3.6 a 4.5 millones de toneladas. Es en este aspecto, dijo, el Gobierno de la Cuarta Transformación da tiros de precisión para recuperar la soberanía alimentaria. Asimismo, destacó que la población debe consumir pollo sin hormonas y nacional.

Adicionalmente, el senador Gustavo Madero Muñoz, del Grupo Parlamentario del PAN, dijo que la propuesta impulsa el abasto suficiente de pollo en el país, una de las fuentes de proteína más baratas que se consumen en México.

Agregó que los mexicanos consumen cuatro millones de toneladas, no obstante, hay un déficit de 14 por ciento y por ello, se pide a la Secretaría de Economía apoyar la producción nacional, impedir la competencia desleal, y que no se importe pollo contaminado con hormonas, con la finalidad de fortalecer la capacidad productiva local y la salud de las familias.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE