miércoles, agosto 10, 2022

Para Front Line Defenders, los hostigamientos en contra de la activista de Metepec son parte de una amplia estrategia de intimidación contra las personas defensoras de derechos ambientales.

Para Diana Bobadilla, activista de Metepec, son incongruentes las dos carpetas de investigación que se mantienen en su contra no sólo porque está plagadas de inconsistencias, sino porque el movimiento que sostuvo en defensa del parque La Pilita fue pacífico y producto de una lucha social, pilares fundamentales de Morena, partido por el que llegó a la presidencia municipal Gabriela Gamboa.

“El partido –Morena- nació de un movimiento social y ahora reprimen a quienes defienden espacios públicos, hay una incongruencia entre lo que se dice y se hace”.

De la primera carpeta de investigación, la defensora de los derechos ambientales y miembro del Colectivo Abracemos el Parque la Pila, dijo que no se puede configurar en ningún momento el delito de despojo del que le acusó Gildardo Quiroz Salcedo, director de Servicios Públicos, eso es absurdo, “ahora sólo esperamos que el Ministerio Público dé una respuesta favorable”.

Diana en este trámite estuvo acompañada por personal de la Comisión de Derechos Humanos del estado de México (CODHEM), instancia que además, fue calificada por el propio ayuntamiento de Metepec de parcial y partidista como se difundió en un comunicado publicado en sus redes sociales. El parque ya no se mutiló, se descartó la habilitación de un cuartel de la Guardia Nacional “y ya no existe ningún tipo de acción que justifique los ataques en mi contra”.

De la segunda carpeta, por el delito de ataques a las vías de comunicación y transporte, la activista relata que no se puede configurar esa imputación porque hay inconsistencias en las acusaciones empezando por la descripción de los supuestos infractores y no se han presentado los presuntos testigos. “Tenemos audiencia para el 9 de septiembre y esperamos una respuesta favorable”.

El ayuntamiento de Metepec ha sido persistente en mencionar que “si estamos en estas carpetas de investigación es porque nos lo merecemos y nos lo ganamos. Es una venganza directa desde la administración pública y aún no entendemos los motivos”.

Bobadilla Martínez ha tenido que recurrir hasta la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CODHEM) y a organismos civiles como el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ldrillero (CDHZL) porque han amenazado su integridad física a través de sendas carpetas de investigación y porque policía municipales de Metepec amedrentaron a su familia el pasado 13 de agosto, día en que le fueron a entregar el citatorio de las denuncias en su contra.

A raíz de la revocación del convenio para la instalación de un cuartel de la Guardia Nacional en agosto de este año, Diana Bobadilla y otros integrantes del Colectivo Abracemos la Pila han sido objeto de actos de intimidación por parte de las autoridades municipales de Metepec y han recibido amenazas de muerte por personas anónimas que conducen al fenómeno de criminalización y violencia de las personas defensoras de derechos humanos o causas ambientales.

Esta situación ha provocado la reacción de organismos internacionales como Front Line Defenders que ha manifestado su preocupación por el caso de Diana al detectar hostigamiento y actos de intimidación contra la defensora ambiental y otros miembros del Colectivo Abracemos el Parque la Pila. “Front Line Defenders cree que estos incidentes son parte de una amplia estrategia de intimidación contra las personas defensoras de derechos ambientales, que busca desalentar y criminalizar su legítimo trabajo en México”.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: