sábado, octubre 24, 2020
Violencia administrativa en hospital de Chimalhuacán del ISEM

El director del Hospital General de Chimalhuacán, Carlos Salvador Rivera Valverde, es recomendado de Antorcha Campesina.

Las manifestaciones de personal médico, administrativo y de intendencia se han vuelto cada vez más constantes, desde que inició la pandemia por Covid-19. Los actos de abuso, hostigamiento y terrorismo laboral se suman a la falta de equipo de protección y de insumos médicos para enfrentar los casos de coronavirus que llegan a cada uno de los nosocomios.

A la redacción de COMUNICADORESMX llegan mensajes de trabajadores de la salud que piden un espacio para exponer su situación, a fin de que la gente se entere de lo que está pasando al interior de los hospitales, especialmente en estos momentos de emergencia sanitaria y sobre todo, con la esperanza de que el Instituto de Salud del estado de México (ISEM) proporcione alguna solución.

Tal es el caso de Pamela Rosales, ex trabajadora administrativa del Hospital General de Chimalhuacán, quien luego de trabajar cuatro años como suplente en ese nosocomio con un sueldo mensual de 6 mil pesos y sin derecho a seguro médico ni ningún tipo de prestaciones, fue despedida de forma abrupta y arbitraria.

“El problema empezó cuando entramos a Fase 3 de la emergencia sanitaria en marzo pasado; tengo asma y en lugar de considerarme parte de la población vulnerable como a otros compañeros, por el contrario, Alma Solís de Recursos Humanos, me dijo que por ser de suplencia tenía que cubrir los diferentes turnos”.

A partir de ese momento, Pamela Rosales fue víctima de hostigamiento laboral, al tiempo que comenzaba a presentar síntomas que, tras varios estudios médicos, resultaron positivos a Covid-19, lo que agudizó más las molestias de la administradora María del Rosario Palafox Castañeda, quien en lugar de respetar su acta de incapacidad, le prohibió la entrada al hospital e incluso fue sacada del mismo por varios guardias de seguridad el pasado 29 de mayo: “me anduvieron buscando varios policías para sacarme como si yo fuera delincuente”.

Por esta situación, Pamela Rosales ratificó su denuncia ante la Contraloría Interna del nosocomio y levantó una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del estado de México (Codhem) por negligencia médica, al comprobar que había contraído el coronavirus.

De su caso se mostró evasivo el director del hospital Carlos Salvador Rivera Valverde y el líder sindical José Luis Borja Díaz, sólo le dio esperanzas, pero no le resolvió nada.

Cabe destacar que también en el Hospital General de Chimalhuacán se han estado realizando concentraciones afuera del nosocomio para exigir no sólo equipo de protección, sino el pago del bono por riesgo laboral que sólo se les ha entregado a algunos sindicalizados, jefes de área y personal que está de incapacidad, pero no a los que están laborando de manera normal.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

PUBLICACIONES RECIENTES

A %d blogueros les gusta esto: