El movimiento civil *Abracemos el Parque de La Pila* el día 25 de octubre del 2019, ha sido vulnerado y violentado de manera inaceptable e ilegal.

Ante el descuido y displicencia de las autoridades correspondientes y el corte de servicios municipales al Parque, vecinas y vecinos que nos encontrábamos en faenas de desbroce, poda de césped y recolección de basura en nuestro espacio público, fuimos intimidados y amedrentados por los directores municipales de Seguridad Pública, Medio Ambiente, Servicios Públicos y departamento jurídico, siendo acompañados por más de 30 elementos de seguridad entre los que se encontraban elementos del grupo táctico del municipio de Metepec.

Ante una supuesta orden *NO PRESENTADA* por una denuncia anónima, se nos acusó de estar talando árboles y, con voces estentóreas y agresivas, se nos pretendía informar que estábamos cometiendo un delito al no tener los permisos correspondientes a nuestras necesarias faenas de atención y mantenimiento al Parque.

Los elementos de seguridad venían armados con armas largas, mismas que exhibían ostensiblemente.

Aún así, la actitud de toda la comunidad fue de respeto, tranquilidad y calma, y no se cayó ante las insistentes provocaciones, evitando con ello, cualquier tipo de enfrentamiento verbal o físico, este último de consecuencias inimaginables para niños, mujeres y personas de la tercera edad.

Las vecinas y los vecinos de *El Parque de La Pila* repudiamos tajantemente estos actos de intimidación, amedrentamiento, coerción y violencia verbal por parte de las autoridades municipales y hacemos responsable al *Ayuntamiento de Metepec,* y a *Gabriela GAMBOA* en específico, ante cualquier vulneración de nuestra integridad física, emocional y psicológica así como el estar violentando persistentemente nuestros derechos constitucionales.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE

Últimas Publicaciones

Diputados piden cuentas a Finanzas
Aún sin publicar reformas al TSJEM y OSFEM
No más impunidad

No más impunidad

diciembre 11, 2019
García Luna rechaza derecho de audiencia