La celebración de este día tiene su origen en Brasil.

Con el fin de alentar a las mujeres a ser conscientes de su sexualidad, en el año 2006, Arimateio Dantas, concejal del pueblo brasileño de Esperantina, se tomó este día para compensar las «deudas sexuales» que tenía con su esposa, a lo que muchos hombres se sumaron a la causa y proclamaron el 8 de agosto como una fecha dedicada a estimular al máximo el placer femenino.

Dinamarca y Noruega son algunos de los país que han adaptado este día como si fuera una fiesta nacional. Si bien es un pretexto para generar entusiasmo frente a la actividad sexual, sobre todo es una invitación a rendir homenaje a todas las mujeres que han luchado por derribar los prejuicios creados respecto a cómo deben vivir su sexualidad.

El Día Internacional del Orgasmo Femenino es un recordatorio para que tanto hombres y mujeres tengan claro los beneficios del sexo y su corolario: el clímax.

De acuerdo con la Fundación Española del Corazón, el sexo es una práctica que otorga buena salud pues además de ser un ejercicio aeróbico que favorece la quema de calorías, también disminuye el estrés y favorece la salud emocional.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD