miércoles, junio 23, 2021
Electa para 2022, Defensora de Derechos LGBTT

Rosaura Olivera Carrasco, primera regidora transexual del Estado de México.

Por Gabriela Landetta

Activista por los derechos LGBTTTI en Chalco, fundadora de la organización Diversidad Chalco desde hace 12 años e integrante de la red de defensores de la Diversidad Sexual del Estado de México, Rosaura Olivera Carrasco se convertirá, a partir de enero del próximo año, en la primera regidora de la entidad proveniente de la comunidad transexual, tras el triunfo en las urnas del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia a la presidencia municipal, Miguel Gutiérrez Morales, con quien participó en su planilla.

No es la única vez que Rosaura es pionera en una actividad como integrante de la comunidad LGBTTTI. También fue la primer mujer trans egresada de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM en recibir su título y su cédula profesional con su nueva identidad.Ella inició los estudios con su nombre original, pero a mitad de la carrera tuvo la oportunidad de apegarse a la Ley de Identidad de Género de  la Ciudad de México y cambió de género.

En entrevista exclusiva con COMUNICADORESMX narró que entonces, consultó con las autoridades de la UNAM si el hacer el cambio de identidad la perjudicaría académicamente, pero éstas la apoyaron en lo que ella decidiera, ya que se respetaría su historial académico: “Al tramitar mi nueva acta, la UNAM se encargó de todos los cambios, de todos los trámites. La UNAM me respaldó, la Escuela me respaldó”.

Desde muy temprana edad, Rossy como le  llama con afecto la gente, se dio cuenta que estaba en un cuerpo equivocado, pero tuvo que seguir en él hasta llegar a los 19 años, cuando inició de manera física su transformación de hombre a mujer, si bien desde antes había comenzado a cambiar de manera  paulatina, bajo el cobijo de su familia, que siempre la ha apoyado.

Así, el respaldo familiar y de las autoridades de la UNAM resultaron fundamentales para que Olivera Carrasco adquiriera visibilidad  como integrante de la comunidad trans en el municipio de Chalco y a nivel estatal, por eso ahora que será cuarta regidora de ese ayuntamiento, tendrá entre las prioridades de su agenda, apoyar a la población LGTTTBI de la que forma parte, así como el tema de los derechos humanos y de las mujeres.

Sin embargo en Chalco, como en otras partes del territorio mexiquense y del país, no hay cifras precisas sobre el número de personas que pertenecen a esa comunidad, porque los censos del INEGI por ejemplo, no toman en cuenta si en una familia hay algún integrante de la comunidad LGTTTBI y solo aplican una encuesta generalizada.

“La intersexualidad es una población invisibilizada porque existe también está práctica de apatía y reconocimiento por parte de la familia, lo ocultan”, expresó la activista quien dijo que por eso se ha luchado porque  se apruebe la ley de identidad de género, para que a través del Instituto Nacional Electoral, INE, por ejemplo, se reconozca a las personas trans.

Al respecto  Olivera Carrasco recordó que existe el compromiso de la actual Legislatura, conformada en su mayoría por diputados de Morena –integración que cambiará en la 61 legislatura- de que el 20 de julio se aprobaría la iniciativa correspondiente a la Ley de Identidad de Género, fue el compromiso asumido luego de las protestas que realizó la comunidad en marzo pasado y en las que ella participó.

Con ello también se busca poner alto al estigma y a la discriminación que cotidianamente violenta a hombres y mujeres transexuales, víctimas de una sociedad intolerante y conservadora, e incluso ignorante, ya que desconoce diversos temas relacionados con ese sector de la población.

Detenciones arbitrarias a compañeras trans,  falta de oportunidades laborales para la mayoría, discriminación en las instituciones educativas y las agresiones cotidianas en la calle, son parte de lo que diariamente viven quienes forman parte de la comunidad transexual, en este caso, del Estado de México.

“No podemos vivir todos los días peleando con la gente. Hemos aprendido algo muy importante. Nueva forma de convivir con la gente, ser tolerante. Nosotras, nosotros, hemos tenido que aprender a ser tolerantes con toda la sociedad, porque no podemos seguir contribuyendo  a que exista más violencia. Estamos en contra de la violencia. Nosotros rechazamos todo tipo de violencia en la sociedad”, expresa a COMUNICADORESMX, Rosaura Olivera.

CRÍMENES DE ODIO

Sin embargo, el resultado más grave de esa intolerancia son los crímenes de odio. En enero pasado, una de sus compañeras trans fue asesinada. Reportada primero como desaparecida, su cuerpo fue encontrado después en una localidad del municipio. En este caso, como sucede también con otros feminicidios, hubo negligencia por parte de las autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, concretamente, de la agencia del Ministerio Público de Chalco.

“La abogada que atiende el caso encontró muchas inconsistencias en la carpeta de investigación porque los peritos no hicieron el trabajo, no realizaron el trabajo de recuperar las huellas dactilares en la camioneta que llevaba nuestra compañera… fue un crimen de odio…” 

Tampoco se reconoce como feminicidio como tal porque “tenemos este bloqueo de que no hay un reconocimiento de la identidad de las compañeras, porque las siguen vulnerando, las siguen estigmatizando, siguen hablando en masculino, no reconociéndoles la identidad de género”.

Pero la historia de Rosaura Olivera Carrasco es diferente. Haber cambiado su identidad bajo  la Ley de Identidad de Género de la CDMX y el reconocimiento oficial de sus estudios por parte de la UNAM, contribuyeron en gran medida a que ella se fortaleciera como ser humano y como tal, también luchara por los derechos de sus compañeras y compañeros de la comunidad LGTTTBI.

Además, entró a trabajar al servicio público en la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, como perito social adscrita a la Fiscalía de Género en el Centro de Justicia para las Mujeres con sede en Amecameca, lo que la convirtió, también, en la primera servidora pública transexual.

Esa visibilidad que adquirió, le permitieron participar en la política. Si bien primero la habían invitado a postularse como candidata a diputada federal y luego local, lo que declinó en el segundo caso porque la diputada Anahí Burgos, de Morena, buscaría la reelección y para Rossy ha sido una de sus principales aliadas en el congreso estatal.

Finalmente la propia legisladora la convenció de que entonces participara en el proceso electoral como parte de la planilla del candidato a alcalde de Chalco, Miguel Gutiérrez, porque tiene mucho que aportar en favor de la comunidad LGTTTBI. Así la Licenciada en Trabajo Social  por la UNAM y Maestra en Género por el Centro de Estudios de Posgrado será la primera regidora transexual en el Estado de México.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: