miércoles, octubre 21, 2020
Prisión a quien lesiones a personas mayores

El número de personas de 60 años o más que reside en México es de 15.4 millones, cifra que representa 12.3% de la población total.

Para proteger a las personas adultas mayores y disminuir las agresiones que se dan hacia ellas y ellos, sobre todo, ante el deber de darles atención y cuidarlos, la LX Legislatura aprobó sancionar con penas de 10 a 15 años de prisión y de doscientos a cuatrocientos días multa, a quien las lesione cuando se trate de quien ejerce la patria potestad, tutela o custodia, o por un integrante de su núcleo familiar, quienes también perderán el derecho a su cuidado y tutela.

De acuerdo con la reforma al Código Penal del Estado de México, propuesta por la diputada Violeta Nova Gómez (Morena), las personas adultas mayores en muchas ocasiones llegan a considerarse como una carga y son tratados con negligencia, abuso o falta de atención y de cuidado. En este contexto, apunta el documento, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos reveló que entre el 1 de enero de 2014 y el 29 de febrero de 2016 se presentaron 34 mil 200 denuncias por delitos contra personas mayores, siendo la cifra mayor en la última década.

Al dar lectura al dictamen, Violeta Nova detalló que, de esa cantidad de denuncias, 57% se inició por delitos patrimoniales (despojo, robo a casa habitación, fraude y daños en propiedad privada), 16% por violencia familiar, 8% por lesiones, 5% amenazas, 4% por homicidio y, en menor porcentaje, ilícitos como violación y abuso sexual, privación ilegal de la libertad, abandono de persona, omisión de cuidados, responsabilidad médica, trata de personas, explotación y discriminación.

Aunado a lo anterior, en las próximas décadas el Estado de México pasará a ser un estado de personas adultas mayores ya que la pirámide poblacional así lo indica: anteriormente la esperanza de vida de las personas era de 61 años, actualmente es de 76 años.

La legisladora señaló que pese a las políticas públicas implementadas por el presidente de la República, la mayoría de las veces las personas mayores viven problemas de abandono, maltrato y soledad.

HAY MÁS “VIEJITOS” QUE GERIATRAS

En México no existe una adecuada política de envejecimiento, no hay un plan de salud que cubra todas las necesidades de los adultos mayores y en menos de 20 años, habrá más personas mayores de 60 años que adolescentes, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los especialistas en atención a la salud integral de los adultos mayores son muy pocos y “estrictamente en México somos como 600 geriatras certificados y se considera que por el número demográfico, más o menos deberíamos de ser arriba de dos mil, aunque la cifra real debería ser mínimo tres veces más”, explica el médico geriatra Jonathan Mortera Casillas, uno de los especialistas más reconocidos en el país.

Según datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018, realizada por el INEGI, el número de personas de 60 años o más que reside en México es de 15.4 millones, cifra que representa 12.3% de la población total.

“El problema es que somos pocos y hay un cambio demográfico muy alto y requerimos de más especialistas que den seguimiento a un adulto mayor por todo lo que conlleva”.

Mortera Casillas considera que a pesar de los esfuerzos que se hacen por contar con más geriatras, no se logrará la cobertura que se requiere para el gran número de personas que rebasen los 60 años, es por ello que los médicos en otras áreas han tenido que extender su alcance de especialización, “creo que gran parte de esa geriatrización ha obligado a otras especialidades que antes eran únicas como los cardiología a que se abran a tener expertos cardiólogos geriatras, es decir en es cardiogeria, por mencionar algunas”.

También hay que tomar en cuenta la diferencia entre gerontología y geriatría, pues mientras la primera rama de la medicina se encarga del envejecimiento de las personas en todas sus características, es decir en la parte social, biológica, estadística, entre otras, la geriatría es la parte esencial de la gerontología, es la parte clínica de la gerontología. “Al final nosotros somos los que damos prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los adultos mayores”.

Desde 2011 hay más adultos de 60 años o más que menores de 11 años; es decir que “para el 2030 al 2050 habrá un cambio demográfico donde se estima que el 25% de la población sea mayor de 65 años o más; es decir 1 de cada cuatro tendrá 65 o más y desde hace unos años ya son más los de 60 que los menores de edad y ello se llama dependencia demográfica y es factor importante para definir políticas públicas”.

Aunado a ello, dijo, la expectativa de vida es en hombres 73 años y en las mujeres de 77, pero las enfermedades como la diabetes, se agudiza al llegar a los 60, entonces la calidad de vida va mermando y en muchos casos los adultos mayores pasan sus últimos años atados a una cama y ese es otro problema.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: