sábado, octubre 24, 2020
Se agudiza marginación de comunidades indígenas

Existen más de 15 millones de indígenas en el país. Los gobiernos mantienen una política de exterminio: “Zeferino Ladrillero”

El confinamiento por la pandemia del Covid-19 agudiza la marginación de las personas que integran las comunidades indígenas de México, así lo consideró el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”.

José Antonio Lara Duque, abogado del colectivo, explicó que en nuestro país existen más de 15 millones de personas que integran comunidades indígenas a lo largo y ancho del país, pero que con la situación de confinamiento, son, mayormente marginadas de las actividad social, política y económica.

La historia contemporánea de México ubica que, “los gobiernos —de los tres niveles– desde el siglo XIX mantienen una política de exterminio en contra de las comunidades indígenas, que impiden acciones de manifestación a pesar de formar parte importante de la sociedad nacional”.

Lara Duque explicó que se registran casos emblemáticos en el pasado reciente del país, como el de “Aguas Blancas”, en Guerrero o, “Atenco”, en el estado de México. La historia contemporánea hace pensar en el asesinato del joven Giovanni López en Jalisco; o la imposición de obras como el Tren Maya, en el sureste del país; o, la ampliación del aeropuerto militar de Santa Lucia.

En los casos anteriores la constante es —y ha sido— la violación de las garantías individuales y colectivas de aquellas personas que integran estas comunidades indígenas u originarias; población activa y trascendente de la cultura mexicana que, por la situación de confinamiento vulneran sus derechos.

“Por decenas de años los pueblos originarios se han desarrollado en la mayor parte por usos y costumbres, eligen su forma de gobierno apegado a las costumbres milenarias de las raíces mexicanas; sus líderes, forma de vida y desarrollo político y social”, recordó.

Mantienen rasgos culturales muy particulares – como su lenguaje, o sus tradiciones— que han sido olvidados por el Estado mexicano, y que, a su vez, generan necesidades y derechos diferenciados con el resto de la población, explicó.

Lara Duque recordó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoce la constitución de más de cinco mil grupos distintos en unos 90 países, que hablan –en conjunto– aproximadamente siete mil lenguas del mundo.

Las comunidades indígenas del orbe están formadas por alrededor de 370 millones de personas, es decir, más del cinco por ciento de la población total, pero se encuentran entre las más desfavorecidas y vulnerables: representan 15 por ciento de los más pobres.

“Todos estos grupos están asociados a fenómenos de pobreza, marginación y migración; Los pueblos indígenas son los que asumen una identidad étnica con base en su cultura, sus instituciones y una historia que los define como representantes de los pueblos autóctonos, descendientes de las sociedades originarias”, agregó.

Por este motivo, nada menor, Lara Duque urgió al gobierno mexicano a dirigir la fuerza de la cuarta transformación, y el proyecto de nación que promueve el presidente López Obrador, para garantizar los derechos humanos de miles de ciudadanos que integran las comunidades indígenas y originarias del país.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

PUBLICACIONES RECIENTES

A %d blogueros les gusta esto: