domingo, septiembre 20, 2020
Sordera deliberada de O`Shea

De nueva cuenta dan plazo al secretario de Salud para que justifique por qué faltan insumos médicos en tres hospitales del Edoméx.

El Juzgado Cuarto de Distrito en materias de Amparo y Juicios Federales otorgó al secretario de Salud estatal, Gabriel O’Shea, un plazo de tres días, contados a partir de la notificación, para que acredite la dotación de insumos de protección contra el COVID-19 al personal de los hospitales que son: Adolfo López Mateos, en Toluca, y José María Rodríguez y Las Américas, ambos en Ecatepec.

En tanto, el Juzgado Primero de Distrito en materias de Amparo y Juicios Federales dio un plazo de 24 horas para que la autoridad sanitaria mexiquense responda y acredite las razones por las que no informó a los jefes de jurisdicción del Hospital Adolfo López Mateos, a la Ciudad para la Salud de la Mujer, en Huixquilucan, y al Centro de Atención Primaria a la Salud (CEAPS), en Villa de Allende, sobre la suspensión de plano y las razones por las que no se ha dotado con suficientes materiales de protección a los trabajadores.

Miguel Ángel Carrillo, coordinador jurídico del Sindicato Estatal de Servicios de Salud del Estado de México (SESSEM), confió en que con estas especificaciones, es decir por hospital o por centro hospitalario, además del desglose de nombres y claves de los trabajadores, exista mayor certeza sobre el cumplimiento del mandato judicial.

“Es una herramienta que permite al juez exigir al ISEM la entrega de insumos a cada trabajador. De la otra forma estaba generalizado y no permitía saber ni cuántos trabajadores había, ni cuántos insumos se requerían. Enviamos el listado de trabajadores, nomenclatura y cargo, y así debe responder el ISEM, con la firma de recibido de cada uno de los trabajadores”, explicó el abogado.

Por su parte, Antonio Monroy, delegado de la sección número 35 del Sindicato de Trabajadores del Sistema Nacional de Salud (STSNS) Valle de Toluca, denunció que personal de los hospitales dependientes del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) están siendo hostigados y amenazados para no denunciar el desabasto de insumos de protección frente al COVID-19.

Uno de estos casos es el del Hospital Adolfo López Mateos que está considerado con estos requerimientos jurídicos expuestos, en donde su líder sindical, Isaac Salazar, había adelantado que al menos 40 empleados, entre médicos, enfermeras y demás trabajadores se contagiaron de SARS-CoV-2 por falta de equipo de protección, pero ahora están siendo intimidados incluso con la presencia de la Guardia Nacional.

En el caso de los trabajadores por contrato, muchos de ellos están “contra la pared”, debido a que la renovación de estos instrumentos tendrá lugar en el mes de junio, y les han advertido que, de continuar sus denuncias, no serán recontratados.

Monroy Gutiérrez indicó que los empleados tienen miedo de denunciar por las represalias que pudieran ser tomadas en su contra; no obstante, en varios casos consta el malestar por escrito, con la salvedad de que los trabajadores le han solicitado mantenerse en el anonimato.

El dirigente gremial lamentó que los días de la pandemia transcurren, los contagios y defunciones del personal hospitalario siguen en aumento, pero las autoridades de Salud estatal continúan ausentes, sin proporcionar el material y equipo de protección requerido por quienes atienden a los pacientes: “Directivos y administradores de muchos hospitales esconden los equipos y no los entregan hasta que los líderes sindicales afines les den la orden”, señaló.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: