domingo, julio 25, 2021
A paso de tortuga la Ley de Amnistía

La esperanza cifrada en una amnistía se ha convertido en un grito desesperado.

Por Gabriela Landetta

Ni la sangre derramada, ni el cabello rapado, ni manifestaciones, ni el llanto desesperado de la madre o de la hija, ni la protesta airada con la exigencia de justicia, ni los argumentos apegados a la legalidad, ni las luces de esperanza han rendido los frutos que quisieran familiares de injustamente presos y de falsos culpables que junto con organizaciones civiles, luchan por la libertad de miles de Personas Privadas de la Libertad (PPL).

De un total de 535 peticiones para que se cumpla la Ley de Amnistía del Estado de México presentadas por separado por el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL) y  Haz Valer mi Libertad (25) por un lado, y por otra parte Presunción de Inocencia y Derechos Humanos (510), solo una ha tenido resultados favorables.

Se trata de un caso defendido por Presunción de Inocencia y Derechos Humanos AC (PIDH). Al respecto, su fundador José Humbertus Pérez Espinoza, explicó que el beneficiado, Juan Francisco Martínez, había sido acusado de robo con violencia pero sin usar arma de fuego.  “Él estuvo preso en el penal de Chalco y ya llevaba más de cuatro años en prisión.Tenía una sentencia de ocho años”.

Originalmente iba a tener el beneficio del 50 por ciento de la sentencia pero con brazalete, de acuerdo con el artículo 137 de la Ley Nacional de Ejecución Penal, pero al aprobarse la Ley de Amnistía, se promovió su caso.

El ex preso de conciencia también comentó a COMUNICADORESMX lo siguiente:

“En el caso de PIDH no salió ningún caso de los 510 que hemos presentado a la Comisión Especial de la LX Legislatura del Estado de México (…) los primeros casos que presentamos del primer bloque, el 8 de abril de 2021, se nos comenzaron a notificar que fueron aceptados hasta el pasado 7 de julio (…) Pero esperamos que los primeros casos de PIDH de delitos de alto impacto o por su relevancia señalados en el artículo 16 de la Ley de Amnistía del Estado de México salgan en libertad”.

Desde hace 23 días, la organización Haz Valer mi Libertad, conformada por familiares de injustamente presos con el apoyo del CDHZL, iniciaron una serie de acciones para llamar la atención no sólo del Poder Judicial del  Estado de México para la resolución de sus casos, sino de la comunidad nacional e internacional a fin de dar a conocer que en el Estado de México no se aplica la Ley de Amnistía como debería ser.

Así, el pasado 24 de junio, 25 mujeres: madres, hermanas, hijas y hasta abuelas, se raparon el cabello como una muestra de dolor y de rabia por todo lo que les arrebataron al acusar falsamente de delitos que no cometieron, a sus hijos, hermanos y/o padres.

A partir de entonces, siempre en jueves, han realizado diversas acciones para exigir que se aplique la Ley de Amnistía.  Su actividad más reciente fue un performance efectuado afuera del Poder Judicial de la entidad, en el que encendieron una veladora por cada injustamente preso bajo el nombre “Luz de Esperanza,  Amnistía que cumpla”.

En ese contexto, José Antonio Lara Duque, uno de los abogados defensores más prominentes del Centro de de Derechos Humanos  Zeferino Ladrillero, es apoyado por diversos colectivos en la materia para que se convierta en el primer ombudsperson que surge de la sociedad civil, ya que en una semanas,  Jorge Olvera García tendrá que dejar el cargo y Lara Duque está listo para ocupar su lugar y hacer de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) un organismo que trabaje con congruencia en la defensa de los PPL.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: