domingo, junio 23, 2024
Ante miles, presidente conmemora 85 años de la Expropiación Petrolera

Jamás permitiremos que violen nuestra soberanía y pisoteen la dignidad de nuestra patria: presidente

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se defenderá la soberanía nacional, no solo en materia energética sino también en lo referente al territorio, los recursos, la seguridad y las decisiones del Gobierno de México.

En la conmemoración de los 85 años de la Expropiación Petrolera en la Plaza de la Constitución, dejó claro que “México es un país independiente y libre, no una colonia ni un protectorado de Estados Unidos (…); podrán amenazarnos con cometer cualquier atropello, pero jamás, jamás permitiremos que violen nuestra soberanía y pisoteen la dignidad de nuestra patria”.

El mandatario hizo este pronunciamiento al recordar que en los últimos días legisladores del Partido Republicano de Estados Unidos amenazaron con proponer al congreso de su país una intervención de soldados norteamericanos al territorio si el tráfico de fentanilo hacia la frontera norte no se detenía.

“Desde aquí, desde este Zócalo, corazón político y cultural de México, les recordamos a esos políticos hipócritas e irresponsables que México es un país independiente y libre, no una colonia ni un protectorado de Estados Unidos, y que podrán amenazarnos con cometer cualquier atropello, pero jamás, jamás permitiremos que violen nuestra soberanía y pisoteen la dignidad de nuestra patria”, expresó.

“Ya no es el tiempo de Calderón ni de García Luna, que ya no es el tiempo de los vínculos turbios entre el gobierno de México y las agencias del gobierno de Estados Unidos; ahora no hay simulación, de verdad se combate a la delincuencia organizada y de cuello blanco porque no hay corrupción, no hay impunidad ni existen relaciones de complicidad con nadie”, remarcó.

Recordó que durante la renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, el equipo de la actual administración logró quitar el capítulo que comprometía el petróleo del país en dicho acuerdo. En su lugar se estipuló que “México se reserva su derecho soberano de reformar su Constitución y su legislación interna”, cláusula aceptada por las dos naciones norteamericanas.

Además, las naciones integrantes del T-MEC firmaron que “México tiene el dominio directo y la propiedad inalienable e imprescriptible de todos los hidrocarburos en el subsuelo del territorio nacional, incluida la plataforma continental y la zona económica exclusiva situada fuera del mar territorial y adyacente a éste, en mantos o yacimientos, cualquiera que sea su estado físico, de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”, de acuerdo con la cita textual a la que dio lectura el jefe del Ejecutivo.

En el “corazón político y cultural de México”, como nombró a la Plaza de la Constitución, llamó a las y los mexicanos a seguir anclados a los principios nacionales; dejó claro que “no aceptaremos nunca que se imponga una minoría a costa de la humillación y el empobrecimiento de las mayorías”.

Dijo que confía en que la o el sucesor del movimiento de transformación dará continuidad a la actual política de soberanía, libertad, dignidad, independencia y humanismo.

Reconoció al general Lázaro Cárdenas como un virtuoso humanista, cuyo gobierno no sólo heredó la nacionalización del petróleo sino también enseñanzas, como la importancia del apoyo del pueblo para generar cambios y la necesidad de enfrentar a quienes se oponen a perder privilegios.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle García, enfatizó en la visión nacionalista de la política energética del Gobierno de México. El propósito, subrayó, es alcanzar la autosuficiencia energética en beneficio de las y los mexicanos.

Desde hace cuatro años, la producción nacional de combustibles es prioridad, por lo que se rehabilitaron las seis refinerías existentes; ahora son propiedad de la nación todas las acciones del complejo Deer Park, en Texas y la refinería Olmeca en Tabasco fue construida e inaugurada el 1 de julio de 2022.

Sobre esta última, señaló que “es un orgullo para los mexicanos, nos ha dignificado y colocado en la cúspide mundial. En este año se dará la primera producción de esta magna obra, como siempre lo ha sido, Pemex está al servicio de la patria”.

El director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, celebró los resultados de la nueva estrategia del manejo de los recursos petroleros, la cual detuvo la caída de la producción, lo que reafirma lo acertada de la política de la Cuarta Transformación.

el mandatario indicó que los recursos recaudados por no permitir la corrupción y ejercer un gobierno austero se destinan al financiamiento de las pensiones a personas adultas mayores, las becas a estudiantes de familias pobres y los apoyos económicos a personas con discapacidad, a niñas y niños hijos de madres trabajadoras, así como a campesinos y pescadores, entre otros.

Durante su discurso, el jefe del Ejecutivo resaltó que los precios de los combustibles no han aumentado y tampoco el de la electricidad.

“La Hacienda pública es fuerte y la economía nacional está en auge; el año pasado creció incluso más que las de China y Estados Unidos. Hay un número sin precedentes de 21 millones 747 mil trabajadores inscritos en el Seguro Social, con un salario promedio de 525 pesos diarios. La tasa de desempleo del pasado mes de enero fue de 2.9 por ciento, la más baja desde 2005; en el tiempo que llevamos en el gobierno, el salario mínimo ha aumentado en 90 por ciento en términos reales; la Bolsa de Valores y las utilidades de las empresas y los bancos registran buenas ganancias; las reservas del Banco de México se han incrementado en 15 por ciento; la inversión extranjera ha escalado a cifras nunca antes vistas”, precisó.

Agregó que el peso es la moneda que más se ha apreciado en el mundo con relación al dólar, algo que no sucedía dese hace más de 50 años.

Simultáneamente, la inversión pública incrementa como no sucedía en sexenios anteriores, por lo que este año continuará la construcción de carreteras, trenes, aeropuertos, hospitales, universidades, mercados y una amplia labor de recuperación de sitios históricos y arqueológicos.

El presidente López Obrador llamó al pueblo a consolidar la primera etapa en la transformación del país con unidad y conciencia social.

“Eso sí, tenemos que mantenernos unidos, mirando siempre hacia el porvenir y la felicidad de nuestros semejantes; trabajando desde abajo, con la gente y sin descuidar la estrategia que llamamos acertadamente la revolución de las conciencias para continuar avanzando en el cambio de mentalidad, para seguir politizando a nuestro pueblo y de esa manera con un pueblo cada vez más consciente y eso hemos avanzado mucho”, enfatizó.

Reiteró que México es de los países más politizados en el mundo, de modo que seguirá promoviendo una auténtica democracia.

“Con esa conciencia colectiva vamos a seguir contrarrestando la guerra sucia, las campañas de calumnias y los intentos de manipulación que seguirán llevando a cabo. (…) Pero al mismo tiempo, debemos tener fe en la sabiduría y la lealtad del pueblo”, expresó.

Notas Relacionadas