miércoles, junio 23, 2021
Aumentó el trabajo informal entre mayo y junio

El crecimiento de 4.7 millones de los ocupados entre mayo y junio se da principalmente en trabajos informales.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) publica trimestralmente el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) para observar la evolución del poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares y analizar los cambios en la pobreza laboral.

Debido a la contingencia sanitaria por la Covid-19, el INEGI suspendió a finales de marzo la recolección de información estadística que implicara una interacción cara a cara, incluyendo la relativa a la ENOE.

Sin embargo, para continuar con el monitoreo de la ocupación y el empleo, el INEGI implementó la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), una encuesta realizada vía telefónica, que se mantendrá durante el periodo en el cual no sea posible generar información de encuestas presenciales.

Respecto a abril y mayo de 2020, con información de la ETOE, se observa una recuperación en el mercado laboral durante el mes junio. Entre mayo y junio se muestra una disminución de la pobreza laboral con la ETOE, así como un aumento del ingreso laboral per cápita y la masa salarial.

El porcentaje de personas en pobreza laboral, calculado con la ETOE de junio de 2020, fue de 48.1%, lo cual representa una disminución de 6.8 puntos porcentuales respecto al mes pasado (54.9%).

El ingreso laboral estimado a partir de la ETOE aumentó 10.4%, al pasar de $1,422.24 en mayo a $1,570.74 en junio de 2020.

Entre mayo y junio de 2020, la población ocupada pasó de 43.6 a 48.3 millones, lo que representa un incremento de 10.9% en este periodo.

El crecimiento de 4.7 millones de los ocupados entre mayo y junio se da principalmente en trabajos informales. Con datos de la ETOE, en este periodo, se observa un aumento en el empleo formal de 8.2%, de 21.0 a 22.7 millones, y en el empleo informal de 13.4%, de 22.6 a 25.6 millones.

La población informal no tiene acceso a los servicios de salud por parte de su trabajo; esto se ve reflejado en el aumento de 3.0 millones de los ocupados sin acceso a servicios de salud.

Más de la mitad de la población ocupada no cuenta con acceso a servicio médico como prestación laboral y en caso de no recibir atención en una institución pública tendrían que hacer uso de su ingreso o ahorro para cubrir los gastos derivados de alguna enfermedad.

En el último mes, el volumen de ocupados sin acceso a servicios de salud se incrementó en 3.0 millones. Esta información muestra la importancia de focalizar

acciones destinadas a este grupo poblacional para mitigar choques exógenos a sus ingresos asociados a situaciones de salud como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

Para el mes de junio, el INEGI anunció que la ETOE incorporó información proveniente de entrevistas cara a cara, ejercicio que señala es válido al tener el mismo diseño muestral y conceptual y ser recolectada por el mismo personal.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: