miércoles, noviembre 30, 2022
Carmen de la Rosa busca transparentar destino del Presupuesto de Egresos

Se carece de la información de los proyectos y las obras públicas a ejecutar en el Presupuesto de Egresos.

Con el objeto de garantizar el estudio del proyecto de presupuesto de egresos y de transparentar su destino, la diputada de Morena, Carmen de la Rosa Mendoza presentó la iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 287, 289 bis, 289 ter, y se adiciona la fracción XIII al artículo 304 del Código Financiero del Estado de México y Municipios.

Frente a las y los integrantes de la LXI Legislatura, consideró que es necesario darle claridad a la información presupuestal y encontrar alternativas presupuestarias que hagan frente a las responsabilidades implicadas, lo que tiene la intención de facilitar las labores de la legislatura y fomentar la rendición de cuentas, en concordancia con las nuevas condiciones políticas y con la distribución de facultades y funciones de gobierno. Y dichas reformas influirán directamente en el proceso presupuestal y abrirán espacios a la participación, bajo nuevas condiciones de acceso a la información, haciendo a su vez más transparente el proceso.

Subrayó que “la verdadera participación de la Cámara de Diputados en materia presupuestal es exigible, no solo por el principio de la división de poderes, sino por el hecho que representamos a la mayoría de la población, las distintas preferencias y a los intereses económicos y políticos. Para llegar a una verdadera racionalidad, trasparencia y eficacia plena en el manejo de la Hacienda Pública la Cámara de Diputados debe de ser y participar de manera activa en el conocimiento completo sobre el proceso de la elaboración, la asignación y sobre todo en el concepto del gasto del presupuesto”.

Carmen de la Rosa preguntó a los legisladores responsables de la asignación de los recursos públicos ¿qué debemos de entender como ejercicio óptimo del presupuesto? “La respuesta no es un tema menor compañeros y compañeras, sea que se considere el factor económico en la evaluación de proyecto, al ponderar sus beneficios financieros; sea que se busque la obra pública que produzca mayor utilidad social, (o) aquello que permita a los sectores más vulnerados la satisfacción de sus necesidades. Resultará en políticas públicas que orientarán todos los demás componentes”.

Sin embargo, añadió “desgraciadamente para la aprobación del presupuesto de nuestra entidad carecemos de la información más elemental que otorga la certeza a las y los mexiquenses de que sean evaluados los proyectos y que las obras públicas a ejecutar que integran el capítulo de obra pública se traducirán de verdad en una mejora en la calidad de vida de todos los sectores, especialmente de aquellos que más lo necesitan, de la población más vulnerable mexiquense. ¡Vamos! ni siquiera tenemos la información precisa de cuáles serán las obras que se incluyan en el Presupuesto y cuál es su fuente de financiamiento”.

Y puso como ejemplo que, en el Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado de México del año 2022, que en su capítulo 6000 consideró la cantidad de 16 mil 247 millones de pesos; sin embargo, no existe un desglose que permita conocer qué proyectos integran dicho importe.

Precisó “transparentar el destino del presupuesto público, no implica únicamente venir y cumplir con los requisitos para su estudio, su aprobación, su distribución, su seguimiento. (Pero) Algo no se ha hecho correctamente que esas enormes cantidades de recursos económicos producto del trabajo de millones de mexiquenses no consiguen transformarse completa y directamente y adecuadamente en políticas de salud, seguridad y desarrollo educativo”.

Al tiempo que denunció que en los Proyectos de Presupuesto de Egresos del Estado de México que se ejecutan con recursos públicos “existe una serie de casualidades que rayan en lo increíble: empiezan con el desarrollo de carpetas técnicas de una gran profundidad y complejidad, crean sesudos indicadores de gestión para evaluar el impacto del proyecto; sin embargo, si la evaluación muestra que no se logró el impacto esperado se modifican los indicadores o los parámetros  y dado el caso se omiten las evaluaciones en los informes o se contratan un evaluador a modo para que adorne la información, de tal manera que desvirtué los resultados reales. Al final siempre prevalecen fotos bonitas, memorias técnicas plagadas de simulaciones, evaluaciones de impacto falsas y una aparente pero bien simulada sensación de conciencia tranquila”.

Y detalló “es necesario dar un primer paso para combatir estas prácticas”. Razón por lo que presentó la presente iniciativa y solicitó a la Mesa Directiva y a la Junta de Coordinación Política que este asunto sea estudiado a la brevedad posible, dado el proceso de entrega del proyecto del Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado de México para el ejercicio fiscal 2023.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: