jueves, mayo 30, 2024
Cinco décadas de presencia UAEMéx en Cerro Toloche

Desde la década de 1970, universitarios participan en la identificación de vestigios en la zona; sin embargo, fue hasta 2011 cuando se pusieron en marcha las exploraciones formales y periódicas en el Sitio Arqueológico Cerro Toloche.

Acompañado por un grupo de estudiantes de la Licenciatura en Turismo de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), en la década de los 70 del siglo pasado el arqueólogo y antropólogo Román Piña Chán realizó un recorrido por la Sierrita de Toluca e identificó vestigios arqueológicos en el Cerro Toloche, donde, incluso, excavó varios pozos de sondeo.

Ese es el primer momento del que se tiene registro de la presencia y trabajo de la comunidad verde y oro en el Sitio Arqueológico Cerro Toloche, hoy identificado como un importante centro ceremonial cívico matlatzinca, que a la llegada de los españoles se encontraba bajo el dominio azteca.

Rosa Guadalupe de la Peña Virchez, responsable del Proyecto de Investigación y Conservación del Sitio Arqueológico Cerro Toloche desde 1998 y académica del Centro Universitario UAEM Tenancingo, refirió que, por relatos de habitantes de la zona, se conocía de la existencia de vestigios arqueológicos desde principios del siglo pasado.

“La gente que caminaba por la zona reportaba la existencia de vestigios; sin embargo, cuando excavó Calixtlahuaca, en la década de 1930, José García Payón recorrió la Sierrita de Toluca e identificó diversos elementos en Toloche. Posteriormente, en la década de los 70, Román Piña Chan hizo lo propio y confirmó la existencia del sitio”, dijo.

Asimismo, abundó, a finales de la década de los 70, Yoko Sugiura realizó un recorrido de superficie por el Valle de Toluca y registró hasta 200 asentamientos en la zona de la Sierrita de Toluca, entre ellos, el del Cerro Toloche.

Precisó que fue hasta 1998 cuando se desarrolló un pequeño proyecto y se puso a consideración del Consejo Nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), por parte de la Subdirección de Rescate Arqueológico del entonces Instituto Mexiquense de Cultura (IMC).

Como hasta ahora, indicó, contamos con el apoyo de autoridades municipales, aunque solo realizamos trabajo de campo durante alrededor de 30 días entre los meses de octubre y noviembre. Entonces, los arqueólogos responsables del proyecto incluyeron la participación de estudiantes de la Licenciatura en Antropología de la UAEMéx.

Explicó que el propósito de esta primera temporada de trabajo fue ubicar el sitio y determinar su importancia. Así, hoy es posible destacar al Sitio Arqueológico Cerro Toloche como el templo mayor de la zona y donde se ofrendaba al Dios Tolo.

Debido a cuestiones presupuestales y de seguridad en la zona, esta primera temporada fue breve y el proyecto permaneció inactivo por más de una década, ya que fue hasta 2011 cuando se presentó una nueva propuesta al Consejo Nacional de Arqueología y se reactivaron las exploraciones en el sitio, señaló.

Entonces, detalló, la participación de la Máxima Casa de Estudios mexiquense fue total, ya que en 2003 se había creado la Licenciatura en Arqueología en el Centro Universitario UAEM Tenancingo, de donde, además, ya éramos profesores los primeros responsables del proyecto.

De la Peña Virchez indicó que en 2011 se puso a consideración un nuevo proyecto al Consejo Nacional de Arqueología del INAH y se trabajó de manera conjunta con el Instituto Mexiquense de Cultura y el Ayuntamiento de Toluca.

En 2012, sostuvo, inició la nueva temporada de excavación y a la fecha se han desarrollado un total de seis, divididas en varias etapas. “Excavamos y en la temporada de lluvias vamos a gabinete para realizar el análisis de los materiales y, posteriormente, entregar el informe de cada etapa al Consejo Nacional de Arqueología e, incluso, realizar publicaciones”.

Manifestó que luego de poco más de una década de trabajo constante, se han descubierto partes de los basamentos, así que ya es posible identificar plataformas, monumentos y edificios arquitectónicos que refieren el funcionamiento de este centro ceremonial cívico.

“Hemos encontrado una cantidad impresionante de cerámica matlatzinca y azteca, lítica –puntas de proyectil y navajillas-, objetos de obsidiana como septum para la nariz u orejas, bezotes, cuentas de cristal, pequeñas piezas de metal –sobre todo de cobre- como argollas, cascabeles y pinzas para depilar. Asimismo, se han encontrado restos óseos humanos y omichicahuaztlis, es decir, instrumentos musicales elaborados con huesos”, dijo.

También, puntualizó, hemos encontrado lítica de los estados de Hidalgo y Michoacán, lo que delata el intercambio comercial que desde el Toloche se realizaba con otras regiones del país. “En noviembre pasado encontramos un entierro, al parecer de una mujer, en posición fetal. Es el primero que encontramos con esas características”.

“Hemos localizado vestigios del Preclásico, materiales que delatan contacto con lugares como Teotihuacán. Los primeros asentamientos matlatzincas en la zona datan de alrededor del 800 de nuestra era y fue hasta el mil que el matlatzinco se consolidó como resultado de su enorme potencial agrícola, sobre todo por el maíz. Luego, los mexicas iniciaron sus grandes conquistas y llegaron a la zona, construyendo sus estructuras sobre las matlatzincas. Finalmente, a su llegada a Toluca, los españoles bajaron a los indígenas de Sierrita de Toluca y los ubicaron en las tierras bajas, separándose de ellos por el Río Verdiguel”, dijo.

La experta detalló que todo lo encontrado es canalizado a la Unidad de Restauración de la UAEMéx, aunque la lítica y los fragmentos de cerámica son resguardados en el Centro Universitario UAEM Tenancingo, donde se limpian, marcan, analizan y registran; además, se elaboran informes para el INAH.

Resaltó que el Sitio Arqueológico Cerro Toloche es un enorme laboratorio en vivo para los académicos y estudiantes de la Licenciatura en Arqueología del Centro Universitario UAEM Tenancingo y resultado del trabajo que allí se realiza se han elaborado tesis de licenciatura sobre arquitectura, cerámica, lítica y flora del lugar.

Subrayó que en la actualidad participan en estos trabajos estudiantes y académicos de la Licenciatura en Arqueología del Centro Universitario UAEM Tenancingo, así como las facultades de Humanidades, Geografía, Química y Arquitectura y Diseño.

Rosa Guadalupe de la Peña Virchez enfatizó que por ahora se consiguen recursos para emprender una nueva temporada de excavación en el Sitio Arqueológico Cerro Toloche.

Notas Relacionadas