Desarrollan herramientas para detectar reúso de código fuente

El catedrático e investigador de la Unidad Académica Profesional Tianguistenco de la UAEMéx, René García Hernández, indicó que el plagio, al igual que en documentos y tareas, también ocurre en programas de computadora.

La programación es un arte y no está exenta de plagio, afirmó el catedrático e investigador de la Unidad Académica Profesional Tianguistenco de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), René García Hernández, quien indicó que en este espacio universitario se desarrollan herramientas que permitirán detectar el reúso de código fuente.

El plagio, abundó, al igual que en documentos y tareas, también ocurre en programas de computadora que, a final de cuentas, utilizan un lenguaje en el que su autor imprime parte de su personalidad y forma de trabajo, rasgos y elementos muy particulares.

“Gracias a ello, es posible detectar cuando una persona pudo haber hecho reúso de código fuente, que es el término más técnico, porque decir plagio ya implica cuestiones legales y eso tendría que ser revisado. Es complicado determinar cuándo ocurre plagio, aunque, por ejemplo, es común escuchar de softwares de detección de plagio; sin embargo, el término correcto es detección de reúso”, dijo.

En este contexto, el coordinador de la Maestría en Ciencias de la Computación de este campus de la UAEMéx y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) puntualizó que el código fuente son las instrucciones que, en texto, el programador da a la computadora, es decir, los pasos para la ejecución de un programa, “es como nos damos a entender con las computadoras”, dijo.

La idea del trabajo que realizamos aseveró, es dar al usuario herramientas de formación de quién pudo haber hecho reúso de código fuente y qué tipo de reúso hizo, ya que existen cuatro o cinco tipos de reúso, que pueden ir desde el simple copy paste hasta formas más rebuscadas como la paráfrasis o cambiar palabras, cambiar el orden de las palabras, con la finalidad de confundir, engañar o no ser detectados por estas herramientas.

René García Hernández precisó que las herramientas que se desarrollan en la Unidad Académica Profesional Tianguistenco, una vez que tienen los dos códigos, el original y el sospechoso, determinan las coincidencias entre ambas, identifica las secuencias que se parecen y utiliza todas las posibles secuencias que ahí se generaron. “En resumen, las herramientas desarrolladas pueden ser utilizadas también como un sistema de recuperación de información, como Google, pero para lenguajes de programación”, dijo.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: