miércoles, noviembre 30, 2022
Empresarios dicen no al cierre de Calles en centro de Toluca

Las pérdidas en este primer fin de semana de cierre se calculan en 15 millones de pesos.

A través de un comunicado, el sector empresarial del Valle de Toluca expone las razones por las que está en desacuerdo con el cierre de calles en el primer cuadro de la ciudad.

En conferencia de prensa, representantes de Concaem, Canirac, Pro Centro Histórico, Estacionamientos, las Alacenas explicaron que la decisión de cerrar las principales calles del Centro Histórico de Toluca por parte del Gobierno municipal provoca una grave afectación a los comercios locales formalmente establecidos.

Para contextualizar el impacto de la decisión, debemos informar que en el Centro Histórico de Toluca existen entre 2 mil 800 y 3 mil negocios. La cifra es variable por la fluctuación de ocupación por los rezagos provocados por la pandemia de Covid-19.

Ante la decisión de cerrar las principales calles del Centro de la capital mexiquense, las y los propietarios de los negocios del primer cuadro de la ciudad han visto una afectación directa en sus ventas de este primer fin de semana en el que se aplicó la medida.

Las plazas comerciales como: Grand Plaza, Acrópolis, Plaza de la Computación y el Centro Joyero, registraron una disminución de hasta el 50% de sus ventas. Si consideramos que su promedio de ventas por fin de semana va desde los 500 mil hasta los dos millones de pesos, podremos dimensionar el impacto económico en esos establecimientos.

Adicionalmente, este sector da empleo directo a más de mil personas en esa zona de la capital, sin considerar los empleos indirectos que se generan, porque un número importante de unidades económicas en el centro de Toluca son centros de abasto para pequeños y medianos negocios.

El sector restaurantero, de manera específica, fue otro de los grandes afectados. Las primeras pérdidas se han estimado entre un 70 y 80 % de su ventas normales de fin de semana.

Específicamente son 20 los restaurantes afectados directamente por el cierre de la circulación vehicular y alrededor de 30 más de las zona aledañas.

Estas unidades económicas representan el sustento de alrededor de 1 mil familias, porque cada unidad económica da empleo de 15 a 25 personas por establecimiento pequeño y de 80 a 100 personas en los establecimientos grandes.

Sus pérdidas este fin de semana ascendieron a 3 millones de pesos.

Por otra parte, los grandes negocios de telas, con más de 50 empleados, tienen un promedio de ventas por fin de semana de 500 mil pesos.

Son centros de abasto de pequeñas sucursales que tienen hasta 10 empleados. Las pérdidas significaron alrededor del 50% de sus ventas.

También se han calculado las afectaciones de las 50 zapaterías que se encuentran en esta zona del centro, las cuales se calculan entre el 25 y 30 % de sus ingresos esperados por fin de semana que son de 150 mil, por lo que las pérdidas representan hasta 45 mil pesos menos de sus ventas regulares.

Para el caso de las tiendas de ropa sus bajas fueron hasta del 80% con respecto a un promedio de ventas por fin de semana de 50 mil pesos. En las tiendas grandes esa baja significaría hasta 2 millones de pesos en pérdidas del pasado fin de semana

Además, los 20 estacionamientos ubicados en las zonas afectadas tuvieron pérdidas de 750 mil pesos este fin de semana, lo que representa una afectación directa a alrededor de 100 empleados.

Adicional a las cifras de las pérdidas de estas unidades económicas, el impacto negativo también se traduce en:

  • Familias de los empleados de dichas unidades, afectadas indirectamente.
  • Afectaciones a las personas que viven en el primer cuadro de la ciudad.
  • Problemas de movilidad, al ser dos arterias principales para cruzar la ciudad.
  • Afectación en las actividades eclesiásticas.
  • Negocios (unidades económicas) en riesgo de quiebra.

Es decir, con todo lo anterior, las pérdidas en este primer fin de semana de cierre se calculan en 15 millones de pesos.

Por ello, desde el sector económico decimos no al cierre de calles de Toluca, decisión que está matando al comercio formal.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: