lunes, abril 15, 2024
FGJEDOMEX reconoce errores y ofrece disculpa pública

El fiscal José Luis Cervantes reconoció errores cometidos por parte de servidores públicos de la institución que encabeza en al menos cuatro feminicidios.

Las familias de Nadia Muciño Márquez, Daniela Sánchez Curiel, Diana Velázquez Florencio y Julia Sosa Conde -quienes fueron víctimas de feminicidio precedido de desaparición en el Estado de México-, recibieron hoy una disculpa pública de parte de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM). El acto se efectuó luego de un lamentable aplazamiento registrado en noviembre de 2022, que se sumó a los agravios institucionales sufridos por las familias de las víctimas.

La disculpa pública forma parte de la reparación integral del daño al que tienen derecho las familias, dado que el Estado no fue capaz de garantizar a las víctimas su derecho a la vida, la integridad y libertad personales. Esta medida tiene como objetivo reintegrar la memoria y dignidad de las mujeres víctimas de feminicidio precedido de desaparición.

“Esta disculpa pública es una medida necesaria que debía dar la FGJEM a María Antonia Márquez, mamá de Nadia; Laura Curiel, mamá de Daniela; Lidia Florencio Guerrero, mamá de Diana y Ana Sosa, hija de Julia, por la que reconoce públicamente sus errores, negligencias y violencias cometidas en las investigaciones penales de los cuatro casos referidos”, declaró Edith Olivares Ferreto, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional México.

“La medida de satisfacción es uno de los componentes del proceso de acceso a la justicia y la reparación integral del daño. Su concreción se dio luego de año y medio de reuniones de las familias con las autoridades y de la desafortunada decisión de la procuraduría de cancelar de último momento la ceremonia que se había previsto inicialmente para el 16 de noviembre de 2022, decisión esta última que constituyó un agravio institucional más para las familias”, agregó Edith Olivares.

“Hoy las acuerpamos solidariamente en esta disculpa pública con la que se restituye la memoria de sus familiares. Desde Amnistía Internacional les seguiremos dando acompañamiento a ellas y a las OSCs que las apoyan, pues aún queda un largo camino que recorrer, con diligencias importantes por realizar, hasta lograr la verdad, la justicia y la reparación integral del daño por las que tanto han luchado”, concluyó Edith Olivares Ferreto.

Las disculpas públicas forman parte de la reparación integral del daño y están establecidas en diversas sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH). También están incluidas en diversas leyes mexicanas: Ley federal de responsabilidad patrimonial del Estado; Ley de Victimas; Ley de reparaciones; Ley de Amparo y en la Ley General de Víctimas, promulgada el 9 de enero de 2013, reglamentaria del tercer párrafo del artículo 1°, artículo 17° y el 20, apartado C, de la Constitución mexicana.

JUSTICIA QUE NO LLEGA

Los cuatro casos referidos están ampliamente documentados en el informe Juicio a la Justicia. Deficiencias en las investigaciones penales de feminicidios precedidos de desaparición en el Estado de México.

En dicho informe Amnistía Internacional advierte que las investigaciones de feminicidios efectuadas por la FGJEM, presentan graves deficiencias por la inacción y negligencia de las autoridades, lo que ha llevado a la pérdida de evidencias, a que no se examinen todas las líneas de investigación y a que no se aplique correctamente la perspectiva de género.

Esas insuficiencias obstaculizan el proceso judicial y aumentan las probabilidades de que los casos queden impunes. En este sentido, cabe mencionar que en el caso del feminicidio de Nadia Muciño Márquez, su familia lleva 19 años sin solución; en el de Daniela Sánchez Curiel, ocho años; en el de Diana Velázquez Florencio, cinco años y en el de Julia Sosa Conde, cuatro años.

El acto de disculpa pública se llevó a cabo en el auditorio de la FGJEM y en él participaron María Antonia Márquez, mamá de Nadia; Laura Curiel, mamá de Daniela; Lidia Florencio Guerrero, mamá de Diana y Ana Sosa, hija de Julia, así como la Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional México, Edith Olivares Ferreto; el Fiscal General de Justicia del Edomex, José Luis Cervantes Martínez y la Fiscal de Género Dilcya García Espinoza de los Monteros.

Notas Relacionadas