sábado, julio 13, 2024
Iglesia católica arremete contra Suprema Corte

La revista “Desde la Fe” lamentó la decisión de la SCJN de despenalizar el aborto en el país.

Por Eduardo Alonso

Tras hacer un llamado a no quedarse con los brazos cruzados y con un discurso firme que retomó valores y conceptos del catolicismo donde la vida es la prioridad, sacerdotes de la religión católica que oficiaron misa este domingo en iglesias ubicadas en el valle de Toluca, arremetieron contra la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que la semana pasada despenalizó el aborto y ordenó a dependencias de salud de carácter federal garantizar la interrupción temprana del embarazo a todas las mujeres que lo soliciten.

“Despenalizaron el aborto, pero eso no significa que no siga siendo un crimen, simplemente lo que hicieron es que ahora ya no se va a castigar”, dijo un joven padre visiblemente molesto por la decisión del máximo tribunal de impartición de justicia en México.

Ante cientos de fieles que acudieron el domingo a escuchar la palabra de Dios, compartida a través de los pastores, frases como:

“No seamos esclavos de nuestros pecados”, “la pregonada libertad no radica en acabar con la vida de las personas”, “aunque nos juzguen como aleluyos siempre defenderemos la vida”, “somos más la gente buena que aquella que quiere acabar con la vida”, “despertemos”, “no nos quedemos con los brazos cruzados y defendamos la vida”, “nadie tiene el derecho a decirnos como educamos a nuestros hijos”.

Fueron palabras que se repitieron y escucharon en decenas de iglesias católicas de la Zona Metropolitana del Valle de Toluca.

Los planteamientos de las y los sacerdotes generaron todo tipo de reacciones, pues mientras personas adultas asentaban con la cabeza mientras escuchaba a los sacerdotes, las y los más jóvenes simplemente lanzaban su mirada al infinito y/o “clavaban” la cabeza al piso.

Algunos padres sostuvieron que dicho atrevimiento de la Suprema Corte del país se dio bajo la bandera de defender los derechos humanos y la libre autodeterminación de las mujeres, pero jamás se detuvieron a pensar sobre la voluntad de aquellos que están por salir de los vientres de sus madres.

Hubo quien desde el más alto púlpito de la iglesia aseguro que las verdaderas madres son aquellas que están en las malas, regulares y buenas con sus hijos; esas son las madres, las que siempre apoyan sin regateo alguno, pero aquellas que abortan no lo son.

Descalificando así a aquellas mujeres que deciden sobre lo que pasa con su cuerpo.

Es de destacar que la postura de uno de los órganos de difusión de la jerarquía católica de México, revista “Desde la Fe”, precisó en su Editorial que con mucha tristeza se observa como el Estado y sus leyes están mucho más dispuestos a defender la personalidad, antes que a la persona.

Añadió que, bajo el argumento de tutelar los derechos humanos, las y los impartidores de justicia nacional, pasaron sobre la persona, con tal de permitirle que desarrolle su personalidad, “lo cual genera un sinsentido en la misma existencia humana”, enfatizaron.

¿Es más importante defender un atributo de la persona que a la persona misma? cuestiona la Iglesia Católica a través de dicho órgano de difusión y subraya:

“Tampoco es, ni será, un triunfo del feminismo, lograr que la mujer pueda deshacerse libremente de sus hijos para desarrollarse en este mundo laboral, social y económico. Porque la opción que le están dando a la mujer contemporánea es: Tu desarrollo personal o tu descendencia, tú decides”, precisa un apartado del Editorial de la revista “Desde la Fe”.

Notas Relacionadas