miércoles, abril 17, 2024
Presidente inaugura tramo Cancún-Playa del Carmen del Tren Maya

El presidente López Obrador resaltó que el gobierno federal también preserva sitios arqueológicos de la región sur-sureste al formar parte del patrimonio histórico y cultural de la nación.

En la estación Cancún Aeropuerto, en Quintana Roo, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la inauguración del tramo 5 norte del Tren Maya, que va de Cancún a Playa del Carmen.

Durante la conferencia de prensa matutina indicó que el Gobierno de México, a través de un trabajo interinstitucional, llevó a cabo los estudios correspondientes especializados en mil 554 kilómetros de vías férreas, particularmente en este trazo que garantiza la protección del ambiente y del patrimonio histórico y cultural.

“Hoy es importante porque, aunque es poco el tramo, son 50 kilómetros, estamos hablando del tramo que más problemas ha presentado en la construcción”, enfatizó al explicar que la federación optó por construir un segundo piso o viaducto de 90 kilómetros con el propósito de cuidar cenotes y ríos subterráneos y a la fauna nativa.

El ingeniero residente general y comandante del Agrupamiento de Ingenieros Felipe Ángeles, Ricardo Vallejo Suárez, explicó que la construcción del tramo 5 norte está basada en estudios geológicos, geofísicos, geotécnicos, hidráulicos, campaña de geoexploración, además de un coordinado programa de ejecución de obra.

El mandatario indicó que “se han elevado los costos por lo mismo, porque no es igual hacer un terraplén donde hay suelo firme y colocar las vías que poner columnas, anclar columnas y trabes. (…) Hay una protección especial en las columnas, se cubren para que no dañen. Se hacen estudios para no afectar el subsuelo; también somos muy cuidadosos, pero mucho más que los pseudoambientalistas”.

La secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), María Luisa Albores González, detalló que el Gobierno de México suma un millón 397 mil hectáreas de conservación en los tramos 1, 2, 3, 4 y 5 norte del Tren Maya a partir de los decretos del Ejecutivo de creación de nueve Áreas Naturales Protegidas (ANP) en la región: Wanha’, Nuevo Uxmal, Manglares de Puerto Morelos, Playa Delfines, Jacinto Pat, San Buenaventura, Playa Chenkan, Cenote Aerolito y Bajos del Norte, así como de siete Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación, consolidadas directamente por núcleos agrarios.

La SEMARNAT trabaja en la elaboración de los Programas de Manejo de las nuevas ANP en dichos trazos y del Parque Nacional Palenque que, desde su decreto hace más de 42 años, no cuenta con este instrumento valioso de uso y conservación, puntualizó la funcionaria.

El presidente López Obrador resaltó que el gobierno federal también preserva sitios arqueológicos de la región sur-sureste al formar parte del patrimonio histórico y cultural de la nación.

 “Que se conozca la gran cultura maya, que se conozcan las grandes ciudades mayas, la grandeza de la nación maya, esa es la razón principal por la que se está construyendo el Tren Maya, para unir todas las ciudades mayas del sureste. (…) Ahora con el tren no es nada más el disfrute de las bellas playas del Caribe, es conocer la grandeza cultural, las zonas arqueológicas de la gran cultura maya”, abundó el titular del Ejecutivo federal.

El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, precisó que la dependencia impulsó la zona arqueológica El Meco, al norte de Cancún, a través del Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza). Por ello, ya cuenta con una franja costera para que, al igual que Tulum, sea un sitio que combine la belleza natural del mar Caribe con la ciudad maya de la Costa Oriental.

En cuanto al salvamento arqueológico en toda la ruta del Tren Maya, se han registrado y recuperado al 29 de febrero: 60 mil 574 bienes inmuebles como cimientos, albarradas y basamentos piramidales; mil 973 bienes muebles, entre metates y cerámica, de los cuales, mil 518 están en proceso de restauración; un millón 427 mil 61 fragmentos de cerámica; 699 entierros humanos y 2 mil 252 rasgos naturales asociados a civilizaciones.

El Gobierno de la Cuarta Transformación, afirmó el presidente, cumplió el compromiso de hacer el Tren Maya con el apoyo del pueblo y en estricto apego a la ley, ya que durante el proceso, la federación también enfrentó resistencias por parte de grupos de intereses políticos y económicos, quienes recurrieron a amparos.

 “Nosotros estamos aquí para defender los intereses del pueblo y vamos a actuar siempre de esa manera, como hemos actuado toda la vida. (…) No hemos violado un amparo; es como una carrera de obstáculos, brincamos un obstáculo y otro, pero no han podido porque contamos con el apoyo del pueblo. Sería muy difícil hacer una obra con estas características en poco tiempo, bien hecha, la mejor obra del mundo en nuestros días, si no contamos con la participación de las comunidades, de los pueblos, miles de ciudadanos”, aseguró el jefe del Ejecutivo.

 “Son muy pocos, para no generalizar, los que se preocupan por la naturaleza. Los demás son muy corruptos y viven de eso, aquí en Cancún hay personas que viven de eso, que lucran supuestamente defendiendo el medio ambiente y, además, hay organizaciones de las llamadas no gubernamentales financiadas por agencias internacionales y asociaciones vinculadas a los poderes hegemónicos”, añadió.

Notas Relacionadas