martes, abril 23, 2024
Presidente pronostica buen porvenir para México

Descarta una crisis económica al final de la presente administración, como sucedió con los sexenios de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo en 1994.

El presidente Andrés Manuel López Obrador pronosticó un panorama positivo, favorable para el país, en materia económica y social.

“Veo un país que va a seguir progresando con su pueblo trabajador, excepcional, utilizando racionalmente sus recursos naturales, exaltando cada vez más —porque esa es la grandeza de México— sus culturas; México es una potencia cultural en el mundo, no tengo duda de eso. Estoy optimista”, afirmó en conferencia de prensa matutina.

Destacó el aumento de la proporción de establecimientos abiertos entre mayo de 2019 y mayo de 2023, en comparación con lo observado en estudios previos. En ese periodo sumaron 300 mil nuevos negocios tras la pandemia por COVID-19, de acuerdo con el Estudio sobre la Demografía de los Negocios del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

 “Es evidente que ha crecido la economía, que hay empleos. Tenía mucho tiempo que no se tenía la tasa de desempleo que se tiene ahora, que es muy baja: 2.6 la tasa de desempleo. Esa es la más baja desde que se tiene registro, entonces hay un ambiente completamente distinto”, remarcó.

Las condiciones actuales de bienestar, dijo, son resultado de la aplicación del modelo de economía moral y Humanismo Mexicano, aplicado por el Gobierno de la Cuarta Transformación, en beneficio de la gente, principalmente la más pobre.

 “Está bien la economía, el país está progresando; la mayoría del pueblo está muy contenta. Se ha logrado reducir la pobreza, pero también han sacado beneficios sectores medios, las clases medias. (…) La verdad, a los empresarios les ha ido bien, a los banqueros”, explicó.

El titular del Ejecutivo sostuvo que es posible alcanzar el progreso con justicia si se combate la corrupción.

Descartó una crisis económica al final de la presente administración, como sucedió con los sexenios de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo en 1994.

 “No pienso que vaya a haber problemas en el futuro. Va a ser muy bueno el porvenir para México, para su pueblo, estoy convencido de eso. (…) Con sinceridad le digo al pueblo de México que no hay nada que temer. Vamos a seguir avanzando”, enfatizó.

También desestimó el sometimiento a gobiernos extranjeros y amenazas de intervención, así como una ola de violencia en el país.

 “No veo tampoco que vayan a haber asesinatos políticos como se dieron en un tiempo —toco madera— y no veo que se vuelva a la época en la que dominaban los de la delincuencia organizada. No veo hacia adelante un narcoestado”, expresó.

Notas Relacionadas