miércoles, mayo 18, 2022
Seguridad privada, públicamente irregular

En el país operan unas 6 mil empresas de seguridad privada con medio millón de policías y en el Edomex, ningún gobernador ha logrado reglamentar a CUSAEM.

Cuando exista un marco legal nacional que regule la operación de las empresas de seguridad privada y los gobiernos estatales la asuman en su totalidad y armonicen su legislación en relación a dicho norma, hay posibilidades de que exista un orden en el sector en beneficio no sólo de los que contratan los servicios, sino también de la autoridad y sociedad en general, fueron algunas consideraciones realizadas por Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada.

En entrevista con Luis Pantoja Ríos, creador de la plataforma digital comunicadoresmx y titular del espacio noticioso De Análisis, Raúl Sapién representante de la primera organización en México que buscó aglutinar a las empresas profesionales de seguridad privada, reconoció que el desorden se originó por las mismas autoridades estatales y federales que a lo largo de los últimos años han sobre-regulado al sector y de forma paralela también han sido omisos para ordenarlo, como por ejemplo, a corporaciones como CUSAEM que no tiene mecanismos de fiscalización como si los tienen las empresas privadas.

Sobre dicha corporación, Sapién Santos, precisó que CUSAEM actúa en absoluta irregularidad ya que pese a estar operando durante varias décadas, no se sabe si son una empresa privada o del Gobierno del Estado de México, pero sí se tiene la certeza de que las armas empleadas para prestar sus servicios son otorgadas por la Secretaría de Seguridad estatal.

Durante la charla concedida al programa De Análisis, Raúl Sapién, precisó que otra irregularidad atribuible a la operación de CUSAEM, consiste en que el balizado de sus unidades-patrullas emula al gobierno mexiquense con su total aval, entre muchas otras inconsistencias que en conjunto convierten a dicha corporación de seguridad en una empresa que realiza una absoluta competencia desleal para todas las empresas del sector.

Recordó que el sector de seguridad privada ha ido en crecimiento y hoy los servicios que ofrecen las empresas del sector, son múltiples pues van desde servicios “normales” de policías privados, hasta custodia interna, externa, traslado de valores, vigilancia, monitoreo, labores de resguardo personal, entre otros.

El Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada explicó que existen estimaciones extraoficiales que refieren una presencia de 6 mil empresas de seguridad privada donde se estarían desempeñando aproximadamente 500 mil personas en todo el país.

En este tenor puntualizó que es fundamental la existencia de un padrón donde aparezcan todas las empresas de seguridad privada que cumplen con la normatividad vigente (no actualizada) federal y estatal, así como un registró de todas las personas que trabajan en dichas empresas.

Admitió que ese padrón nacional no existe y eso mete en serios problemas al sector de seguridad privada en su conjunto; aunado a esa situación está la ley que regula al sector que data de 2006, por lo cual debe actualizarse, subrayó.

Para Sapién el exceso de requisitos que tanto gobiernos estatales y el federal, exigen a los empresarios del sector de seguridad privada, genera que empresas dedicadas a la seguridad de todos los niveles, no estén en la disposición de mantenerse como empresas que cumplen con todas sus obligaciones.

Consideró que las y los ciudadanos que estén en la intensión de contratar servicios de seguridad privada deben observar, principalmente, tres elementos: si la empresa está tributando ante el SAT; si la empresa otorga prestaciones sociales a todos sus trabajadores-policías y si la empresa cumple con la normatividad estatal o federal y es reconocida por el Consejo Nacional de Seguridad Privada o alguna organización de prestigio.

Reconoció que al sector empresarial dedicado a la seguridad privada ha llegado un gran número de nuevos empresarios, de los cuales no se tiene certeza del origen de sus inversiones, por lo que no descarto que el narcotráfico ya esté presente en el sector.

Por último, Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada, recordó que antes era muy común que algunos políticos que concluyeron su ciclo en el sector público, emprendieran negocios creando de la noche a la mañana empresas de seguridad privada y como sabían perfectamente todos los procedimientos y contaban con los contactos necesarios, se crearon un gran número de negocios de todos tamaños y niveles.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: